Cómo corregir el astigmatismo miópico

Se denomina astigmatismo miópico al astigmatismo que aparece combinado con miopía. Ambos son defectos de refracción causados por una deformación de la córnea. El astigmatismo es la proyección de los rayos luminosos que percibimos en diferentes puntos de la retina, por lo que produce visión borrosa, mientras que la miopía produce un difuminado en los objetos lejanos al no enfocar la luz en la retina, sino antes de llegar a ella.

Representación gráfica del astigmatismo miópicoEl astigmatismo se debe a una curvatura irregular de la córnea. Suele tenerse desde nacimiento pero también puede originarse durante la vida adulta. Dicha deformación tiene un efecto muy particular en la visión, ya que, debido a la diferencia refractiva, la luz que se percibe es proyectada en más de un punto. Es decir, la lente natural del ojo provoca que se vea una imagen difuminada o distorsionada. Esta distorsión será mayor o menor en función de la deformación asociada al astigmatismo.

Además, este defecto refractivo suele  venir acompañado de algún otro, como la miopía o hipermetropía. El astigmatismo, cuando va unido a miopía,  es uno de los problemas de refracción más comunes entre la población de nuestro país.

La córnea de un ojo sano es de forma redonda, mientras que la de un astigmático está aboyada, con irregularidades como las de una pelota de golf.

¿Cuáles son los síntomas del astigmatismo miópico?

Las formas más comunes con las que se manifiesta el astigmatismo son la dificultad para enfocar, especial sensibilidad a la luz, fatiga ocular, sensación de ardor en los ojos y un dolor en la zona que los rodea, que se produce tras la lectura.

Al acompañarse de miopía, hay que añadir visión borrosa de los objetos lejanos.

El astigmatismo miópico produce una dependencia total de las gafas, ya que no ven bien desde lejos y tienen una representación difuminada de la realidad en todas las distancias por el astigmatismo.

¿Cómo podemos solucionarlo?

Comúnmente existen dos formas de tratamiento que son recomendadas:

  • La primera de estas soluciones pasa por el uso de lentes de contacto o gafas para compensar el defecto refractivo de la córnea. Estas lentes tendrán que combinar la solución de ambas patologías, por ello se diseñarán unas gafas de lentes tóricas, suma de la curvatura esférica de corrección para la miopía y cilíndrica que subsana el astigmatismo. Ambas adaptadas a las dioptrías de cada ojo.
  • La cirugía refractiva es una solución fiable y efectiva.La segunda es una solución definitiva, y pasa por someterse a una operación con láser. La cirugía de miopía, hipermetropía y astigmatismo es una intervención rápida y muy segura, que lleva practicándose más de veinticinco años. Tiene un porcentaje elevadísimo de éxito (95% de los pacientes alcanzan su visión máxima). Los efectos secundarios como halos o sequedad ocular suelen desaparecer en pocos meses. Existen varias técnicas láser ( PRK, Intralase y Relex Smile), y debe ser siempre el doctor quien recomiende la técnica más idónea para cada persona, en función de su defecto de visión y las particularidades de sus ojos. 

VISSUM fue pionero en la introducción de la técnica láser en España para cirugía refractiva, y su equipo médico destaca tanto por su amplio conocimiento de la córnea, ya que habitualmente realiza tratamientos de mucha mayor complejidad, como trasplantes y cirugía de queratocono, como por el tratamiento de posibles complicaciones asociadas a las distintas intervenciones.

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora