Estrabismo en adultos, mucho más que un complejo

estrabismo

 

El estrabismo es la desviación de uno o ambos ojos, que puede ser intermitente o constante. Aunque parece un problema típico de la infancia, se estima que lo sufre aproximadamente un 4% de la población adulta.

En un estudio sobre pacientes con estrabismo, el 85% de los pacientes refirieron dificultades con el trabajo, el colegio, los juegos y los deportes. Así mismo, manifestaron que los problemas se incrementaron desde la infancia a la adolescencia y hasta la edad adulta. Muchos sufren ansiedad y depresión.

 

Los sujetos con estrabismo son juzgados peor respecto a habilidades en comunicación e inteligencia, son percibidos como menos atractivos, interesantes, triunfadores e inteligentes. De entre 7 deformidades faciales, el estrabismo ocupa el tercer lugar como aspecto negativo.

 

 

¿Cuáles son las principales causas del estrabismo en adultos?

  • El estrabismo del adulto puede ser un estrabismo sufrido desde la infancia que no se trató en esa época o que no se corrigió totalmente.
  • O bien estrabismos latentes, inapreciables, que se descompensan en un momento dado, por ejemplo, por los cambios en la refracción con la edad, por la aparición de cataratas, por cirugías oftalmológicas.
  • Otra posibilidad es que sea la manifestación de problemas neurológicos, como las parálisis de los nervios encargados de llevar la señal a los músculos de los ojos. En este caso es fundamental realizar una exploración exhaustiva para descartar enfermedades del sistema nervioso central.
  • Hay estrabismos asociados a enfermedades concretas, como el estrabismo en personas con alteraciones tiroideas.
  • Por alteraciones de la órbita ocular, cavidad donde se sitúa el globo ocular y los músculos que lo mueven, como las fracturas por traumatismos, tumores, o determinadas cirugías, que pueden producir también estrabismos.

¿Y cómo se manifiesta el estrabismo?

Si la desviación es grande se aprecia estéticamente y suele suponer un complejo para muchas personas, que evitan mostrar sus ojos mirando hacia el suelo, lo que les dificulta sus relaciones interpersonales. En casos de mucho tiempo de evolución, el cerebro ignora la imagen del ojo torcido y el paciente no suele tener síntomas, aunque puede notar que no usa un ojo, que no calcula bien las distancias y que no aprecia parte del campo visual.

Si la desviación ha aparecido recientemente la persona ve doble, de forma constante o intermitente, lo que resulta tremendamente incómodo e invalidante. A veces si la separación entre las imágenes es leve e intermitente el paciente puede notar cansancio o fatiga ocular más que visión doble
ojos con estrabismo

Otra forma de compensación del estrabismo es torcer la cabeza para mirar en la posición más cómoda, donde se ve menos doble. El tortícolis a largo plazo genera problemas de cuello.

Para realizar el diagnóstico se precisa una exploración oftalmológica completa en la que valoraremos el tipo de estrabismo, alteraciones asociadas, como la ambliopía u ojo vago, los defectos de refracción o cualquier problema a nivel del globo ocular.

En cuanto al tratamiento, hay que individualizarlo en función de cada paciente. En algunos casos es suficiente con usar gafas con la graduación apropiada o ajustar los cristales. En casos seleccionados de visión doble leve,  podemos corregirla adaptando un cristal especial que mueve la imagen llamado prisma. Algunas desviaciones mejoran con terapia visual haciendo ejercicios para los ojos.

Estrabismos agudos, de reciente aparición, pueden intentar compensarse con toxina botulínica,  una sustancia  que se inyecta en los músculos para debilitarlos temporalmente.

Por último, recurrimos a la cirugía de los músculos extraoculares, en la que se recolocan los músculos que mueven los ojos para modificar su efecto.

La cirugía de estrabismo es una cirugía frecuente en los adultos. Cada vez es necesario operar a menos niños, gracias al diagnóstico y tratamiento precoz de las alteraciones del desarrollo visual, mientras que es más frecuente operar a adultos que buscan una mejor calidad de vida gracias a cirugías seguras y muy especializadas. 

Desgraciadamente, en muchos casos la cirugía ha sido retrasada por médicos, e incluso algunos oftalmólogos, por desconocimiento, con argumentos como: «su problema no tiene solución», «quedará peor», «verá doble» o «es usted demasiado mayor». Se ha descrito una demora media de 20 años en la cirugía de estrabismo, incluso con visión doble, por rechazo del paciente o del médico.

Pero la cirugía de estrabismo no es una cirugía estética, sino reconstructiva, que restaura la función normal del sistema visual,  que requiere el alineamiento de ambos ojos.  El objetivo al operar a los pacientes con estrabismo es eliminar la visión doble, al menos en la mirada de frente,  corregir el tortícolis, restaurar la visión binocular, ampliar el campo visual, mejorar la función psicosocial, y proporcionar en definitiva mejores oportunidades de empleo y éxito.

Es una cirugía con resultados de alineamiento desde el primer día que se va agradeciendo aún más a largo plazo cuando el paciente se va acostumbrando a poder usar su sistema visual con normalidad.

Dra Elena Jarrín Hernández

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora