Cirugía de miopía, hipermetropía y astigmatismo

La cirugía refractiva corneal permite corregir  problemas de visión como la miopía, hipermetropía y astigmatismo utilizando distintas técnicas láser. Con esta operación se modifica de forma permanente la curvatura de la córnea, haciendo que las imágenes se enfoquen correctamente en la retina. Es una operación eficaz y rápida, que proporciona una mejor calidad de visión que gafas y lentillas. Las técnicas más recientes -como Intralasik o Smile – minimizan riesgos al ser más precisas, y permiten corregir altas graduaciones.

CUATRO GRANDES RAZONES para elegir INTRALASIK en VISSUM


La tecnología Intralasik mejora sustancialmente el procedimiento tradicional de cirugía refractiva. Todas las fases se realizan íntegramente con láser, lo que permite al cirujano mayor control sobre todo el proceso.

El software que incorpora Intralasik permite realizar un flap absolutamente personalizado (más fino, preservando mayor cantidad de tejido corneal) calculando de manera exacta el diámetro, profundidad y espesor del flap necesarios para cada paciente. Así se consigue un resultado específico de acuerdo a las necesidades de cada paciente, reduciendo al máximo las complicaciones quirúrgicas que pudieran surgir.

Además es capaz de eliminar las posibles complicaciones asociadas a otras técnicas: descentramientos, perforaciones corneales o creación de flaps incompletos o irregulares.

La precisión de Intralasik es hasta cien veces mayor que la de la cuchilla quirúrgica utilizada en la técnica Lasik, reduciendo también la necesidad de retratamientos.

El flap generado se realiza en paralelo a la superficie corneal, algo que no ocurre con Lasik, lo que genera mejor calidad visual.


Suele ser habitual que se desaconseje la cirugía Lasik para aquellas personas con córneas muy finas. En aquellas clínicas que no disponen de tecnología más avanzada no es posible operar a este tipo de pacientes, que sí pueden ser aptos para cirugía con Intralasik. De igual manera ocurre con pacientes con altas dioptrías, córneas muy planas y otros casos especiales.

Intralasik es una técnica mínimamente invasiva. Al formarse un flap más fino y completamente regular, se consigue preservar mayor cantidad de tejido corneal, minimizando el riesgo de complicaciones en este delicado proceso y generando una menor probabilidad de sequedad en los ojos.

La intervención dura apenas unos minutos. Se utiliza anestesia tópica (gotas) y el paciente únicamente nota una ligera presión en el globo ocular. No se precisa hospitalización, la recuperación tras Intralasik es muy rápida. El paciente sale de la clínica por su propio pie y prácticamente en unas horas podrá comprobar una recuperación visual. En la mayoría de los casos al día siguiente se puede retomar la actividad cotidiana.

Un equipo de doctores especialistas en córnea y cirugía refractiva, que acumula más de 20.000 operaciones de miopía, hipermetropía y astigmatismo, liderados por el doctor Alió experto mundial en patologías y cirugías corneales.

Vissum fue pionero en el uso del láser excimer en España desde 1992 y posteriormente en la tecnología Intralasik o Intralase, técnica que se recomienda por mejorar ampliamente las anteriores a base de cortes corneales con cuchilla y no con láser. Vissum dispone además de láseres femtosegundo en sus centros quirúrgicos.


¿Cuáles son las ventajas de las operaciones de cirugía refractiva corneal?

Mejora Cirugia-refractivala calidad de visión respecto a gafas y lentillas

  • Evita complicaciones ligadas al uso continuado de lentillas
  • Permite realizar deportes de forma cómoda, frente al uso de gafas
  • Permite mayor comodidad en actividades diarias (maquillarse, afeitarse)
  • Supone un ahorro económico frente a gafas y lentillas a largo plazo
  • Permite ejercer profesiones que requieren una visión óptima
  • Mejora la calidad de vida de los pacientes

¿Qué personas pueden operarse?

Vissum-8

Los requisitos para poder ser operado de miopía, hipermetropía o astigmatismo son los siguientes:

  • Ser mayor de edad
  • Mantener estable el defecto de refracción en los últimos años (no debe haberse incrementado el número de dioptrías en el último año).
  • Tener buena salud ocular, se realiza un examen ocular completo por nuestros oftalmólogos, que incluye las siguientes pruebas: medición del error de refracción, toma de tensión ocular, biomicroscopia ocular, tonometría, pupilometría, dilatación pupilar y topografía con paquimetría.

Para los usuarios de lentes de contacto, es necesario un descanso de dos semanas para realizarse las pruebas previas a la operación, ya que la córnea debe recuperar su forma natural, y de cuatro semanas previamente a la operación.

Con carácter general, la miopía puede ser operada con cirugía refractiva en pacientes que tienen hasta 8 o 10 dioptrías, la hipermetropía hasta las 6 o 7, y el astigmatismo hasta las 5 o 6, y siempre dependiendo del grosor y curvatura de la córnea. La nueva técnica Smile permite tratar pacientes con elevadas graduaciones. En los casos de muy alta graduación o córnea fina en la que no se puede aplicar láser, existe la posibilidad de implantación de lentes intraoculares fáquicas, que quedan por delante o detrás del cristalino en caso de pacientes jóvenes (dependiendo del tipo de lente elegida), o lentes pseudofáquicas que sustituyen al cristalino en caso de pacientes más mayores es una solución óptima.

Nuestros oftalmólogos determinarán la posibilidad de ser operado y recomendarán la técnica más conveniente en cada caso.

¿Cuáles son las distintas técnicas en cirugía refractiva corneal?

  • TecnicasIntralasikLasik (Laser assisted in Situ Keratomileusis): Permite la corrección de los defectos refractivos aplicando un láser excimer que moldea el espesor de la córnea. Es la técnica más extendida.Primero se separa una pequeña capa (flap) de la córnea utilizando una cuchilla quirúrgica llamada microqueratomo, y seguidamente se aplica un láser excimer para moldear el estroma corneal (interior) y corregir los defectos visuales del paciente
  • Intralasik: El proceso es similar al Lasik, pero realizado íntegramente con tecnología láser, sin realizar el corte del flap en la córnea manualmente, lo que permite una mayor precisión y seguridad.Un láser de femtosegundo (que es la milbillonésima parte de un segundo) consigue crear un flap en la córnea absolutamente personalizado, al poder ser programado en dimensiones, grosor y posición, y permitir la opción en caso de corte incompleto de repetirlo en el momento. Con la tecnología Intralasik se evitan posibles problemas en la creación del flap,ya que permite un mayor control y precisión al realizar el mismo.

Vissum dispone del láser excimer AMARIS de última generación, que reduce considerablemente el tiempo de tratamiento sobre la córnea y permite realizar tratamientos personalizados para la corrección de aberraciones, al generar impactos más pequeños y creando una superficie estromal más suave y homogénea.

Vissum cuenta con oftalmólogos cirujanos con amplia experiencia en el uso de estas técnicas, con miles de cirugías realizadas. Vissum fue pionero en España en aplicar la tecnología Intralasik, y dispone de ella en todos los centros quirúrgicos.

  • PRK (Queratectomía fotorrefractiva)En la cirugía con técnica PRK no se crea un flap corneal como con Lasik o Intralasik, sino que se retira el epitelio corneal con una solución alcohólica. Posteriormente se aplica el láser.
    Esta técnica está indicada para pacientes con córneas de escaso espesor a las que no puede aplicarse Lasik., pacientes que sufren ojo seco, pacientes que practican deportes de contacto, profesiones con riesgo de golpeso escasa graduación, y al igual que Intralasik en casos de córneas muy planas o muy curvas. La recuperación es más lenta.
  • ReLEx® Smile:  La técnica SMILE, la más avanzada en cirugía corneal, consiste en la creación con un láser de femtosegundo de una lámina corneal, que se extrae a través de una incisión de 2 mm,  para corregir la miopía y el astigmatismo, y próximamente también permitirá corregir  la hipermetropía. Garantiza una mayor estabilidad de la córnea a largo plazo (ya que la incisión es mínima), estando especialmente recomendada para deportistas y profesiones de riesgo, y minimiza las posibles complicaciones por sequedad de los ojos que tienen las técnicas anteriores.

¿Cómo es la operación ?

COMOESOPERACIONREFRACTIVALa operación es muy sencilla, dura solo unos diez minutos y se practica con anestesia local. Tampoco requiere hospitalización previa ni posterior y los pacientes, tras un periodo de reposo salen de la clínica.

La recuperación es también rápida y en pocos días (unas 24 horas para los operados con Lasik o Intralasik y siete días para PRK) el paciente tiene una visión normal. A largo plazo la visión no presenta complicaciones, si bien se sufrirán las complicaciones ligadas a la edad de forma habitual.

En las operaciones realizadas con Lasik o Intralasik se requiere un tratamiento posterior con colirio, durante siete días, y el uso de lágrimas artificiales durante un mes. Los tratamientos para pacientes operados con PRK se alargan hasta los tres meses.

A largo plazo la visión no presenta complicación, si bien se sufrirán las complicaciones ligadas a la edad de forma habitual.

¿Qué riesgos tiene esta operación?

Las complicaciones más frecuentes son el ojo seco y sufrir una pequeña regresión con el tiempo (que vuelva a parecer un pequeño defecto), para esto último es posible repetir la operación sin mayores riesgos.

Otras complicaciones menos frecuentes son la pérdida de alguna línea de agudeza visual, y queratitis lamelar difusa (inflamación importante que se resuelve con un tratamiento a base de gotas). Muy raramente pueden presentarse infecciones.

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora