¿Por qué aumenta la miopía entre la población?

aumento de miopía

Entre las principales causas de ceguera evitable en el mundo cabe destacar los defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo), más o menos incapacitantes en función de la localización socio-geográfica o  de su magnitud. Conllevan la dependencia de lentes oftálmicas o de contacto, cirugías y los costes correspondientes.

En el caso de la miopía, ya descrita a fondo en nuestro blog, cabe en este caso hablar de la relevancia que tiene el rápido aumento en la prevalencia mundial que se viene dando en los últimos años y sus consecuencias, al ser ésta, uno de los principales factores de riesgo para otras patologías más incapacitantes (desprendimiento de retina, catarata, glaucoma, etc).

 

La prevalencia de la miopía se ha incluso duplicado durante el último siglo. La población más afectada es la asiática, seguida de la europea y norteamericana, pasando de una afectación del 10-20% a un 80% en la actualidad sobre todo en adolescentes y personas jóvenes. Los países más afectados como Singapur, Hong Kong y Taiwán, registran cerca del 80% de personas jóvenes con miopía, frente al 25% de hace décadas. En occidente ha pasado a ser de un 30-50%, pero con un aumento también constante. El problema no es la simple ametropía que pueda variar e incapacitar en función de la magnitud, sino que un ojo miope, es un ojo con mayor riesgo de otras patologías e incluso en los casos más severos, pérdida de visión irreversible.

¿Causas?

La principal causa de la miopía descrita hasta ahora era el factor genético, que a día de hoy no explica el aumento experimentado en el último siglo, por lo que la ciencia ha pasado a estudiar cambios en el estilo de vida que puedan dar explicación a este fenómeno.

Otra de las causas de la miopía adquirida que hasta ahora se barajaban era una lectura prolongada. Sin embargo, actualmente gana más importancia el tiempo empleado en otras tareas en distancias próximas, bien sea con el móvil, la tablet o el ordenador, los cuales ocupan gran parte de nuestro tiempo. Bien por trabajo o exigencias visuales en los estudios, o por el propio ocio que estos proporcionan. En definitiva, se está viendo que todo lo anterior conlleva un menor tiempo empleado al aire libre, pasando a ser éste un factor que los científicos estudian como posible determinante de lo que se está empezando a considerar como una epidemia.

Hay estudios que comparan el tiempo que pasa un menor al aire libre en Singapur y en Australia. En ambos países la tasa de miopes adultos es similar, mientras que el 29,9% de menores en Singapur son miopes,  en Australia un 3,3%, siendo estos últimos quienes pasan más tiempo al aire libre. Se estudia incluso cómo puede afectar una mayor incidencia de luz, en una mayor exposición al aire libre.

Las dietas o ejercicios no parecen ser factores de gran repercusión en la progresión de miopía en ojos en pleno desarrollo. Lo que sí se está estudiando y parece revelar la ciencia, es que más actividades al aire libre y menos smartphone puede ser un buen camino para una sociedad, que de no ponerle freno, se enfrenta en 2050 a tasas estimadas en un 50% de población miope, y las consecuencias que esto conlleva, tanto económicas como de repercusión social en la calidad de vida.

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora