Vissum participa en los principales avances en Oftalmología

avances en oftalmologíaMuchos de los especialistas de Vissum han estado de lo más ocupados estos días. Sin apenas tiempo para deshacer las maletas después de asistir al Congreso Euretina 2018, celebrado este año en Viena, han tenido que hacerlas de nuevo para poner rumbo al 94 Congreso SEO, otra importante cita científica organizada por la Sociedad Española de Oftalmología. A pesar de lo lleno de sus agendas, han sacado tiempo para darnos las claves principales de estas reuniones de expertos y explicarnos las implicaciones de los principales avances en Oftalmología.

“Euretina ha alcanzado un gran nivel científico y en cuanto a su prestigio, no tiene nada que envidiar el congreso que cada año celebra la Academia Americana de Oftalmología. En Viena nos hemos dado cita alrededor de 5.500 especialistas en retina procedentes de Europa, Sureste de Asia, Japón, América Latina y EEUU, que también han sido invitados”, explica el Dr. José María Ruiz Moreno, director médico del grupo Vissum, quien destaca el gran nivel de la Oftalmología española en general y de la subespecialidad de retina en particular.

Por su parte, la Dra. Marta Figueroa, especialista en retina y vítreo y directora médica de Vissum Santa Hortensia, también en Madrid, apunta que “el congreso de la SEO es una reunión en la que todos aprendemos de todos. Los retinólogos estamos muy habituados a acudir a congresos específicos, pero no tenemos muchas oportunidades de aprender lo que se hace en otras áreas de la Oftalmología y en este encuentro es posible. Es una cita muy enriquecedora desde muchos puntos de vista”, destaca esta especialista cuya aportación a este congreso ha sido especialmente nutrida en lo referente a los avances en retina.

 

Terapia génica, medicina regenerativa y nuevos fármacos

Tanto en Euretina como en el Congreso de la SEO se han puesto en común los principales avances que se están llevando a cabo en el desarrollo de nuevos tratamientos biotecnológicos. Por un lado, la terapia génica se perfila como alternativa esperanzadora para tratar la degeneración macular, el edema macular y las distrofias que afectan a la retina, tales como la retinosis pigmentaria (la más frecuente de este grupo de patologías).

Estos tratamientos consisten, básicamente, en introducir un vector que haga que ciertos genes segreguen proteínas capaces de revertir el daño que estas enfermedades causan en la retina.

Por su parte, la medicina regenerativa está logrando grandes progresos en Oftalmología gracias a la aplicación de inyecciones de Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF, sus siglas en inglés). Este compuesto, extraído de la propia sangre del paciente, trata de potenciar la capacidad natural del organismo humano para reparar los daños que sufre y ya cuenta con evidencias que avalan su eficacia en el ámbito de la cirugía oral (para mejorar la integración de los implantes dentales en el hueso), de la Traumatología o de la Medicina Deportiva (para acelerar la recuperación de lesiones musculotendinosas y el daño postquirúrgico).

PLa doctora Marta Figueroa ha presentado datos de un estudio con plasma enriquecido en plaquetas para pacientes con foseta del nervio óptico, un cuadro clínico que con bastante frecuencia va asociado a una pérdida visual severa. “Este derivado hemático aplicado directamente sobre el nervio óptico durante la cirugía facilita el cierre de esta zona hundida”, explica la especialista, que también ha presentado otro trabajo sobre el uso de PRGF para facilitar el cierre de los agujeros maculares en pacientes con alta miopía, un segmento de pacientes en los que la tasa de cierre es peor que la de los pacientes no miopes.

Por otro lado, esta especialista ha expuesto datos del estudio Luminous (realizado con 30.000 pacientes en 42 países) acerca de la utilidad de las inyecciones intravítreas en la práctica clínica real. “Estas inyecciones han demostrado ser útiles para varias enfermedades de la retina, como la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), el edema macular diabético, las oclusiones venosas o las membranas miópicas en numerosos ensayos clínicos, pero los resultados en nuestro día a día no están siendo tan buenos y necesitamos saber por qué”, argumenta Figueroa.

Finamente, la especialista ha aportado hallazgos en la maculopatía traccional miópica, causa frecuente de pérdida de visión en pacientes con alta miopía y ha participado en dos mesas de cirugía 3D, técnica novedosa y útil para el tratamiento quirúgico de la retina. “En este procedimiento, tanto el cirujano como el resto del equipo visualizan la cirugía en un monitor con la ayuda de gafas 3D. La resolución es increíblemente nítida, lo cual nos hace la intervención mucho más fácil. Además, se trata de una extraordinaria herramienta docente”.

Asimismo, los especialistas de Vissum también han dado a conocer sus progresos en el desarrollo de inyecciones intravítreas para el tratamiento de la degeneración macular y el edema macular diabético que permiten una administración más espaciada. “Estos tratamientos son eficaces, pero tienen la pega de que hay que pinchar muy a menudo; un obstáculo que estamos en vías de solucionar gracias a estas nuevas inyecciones”, explican Figueroa y Ruiz Moreno.

 

Angiografías oculares más certeras y menos molestas

La angiografía ocular se emplea para localizar posibles anomalías (tumores, obstrucciones…) en el sistema vascular de la retina, la estructura que tapiza el interior del ojo en su parte posterior, y la coroides, que es la capa de vasos sanguíneos y tejido conectivo situada entre la parte blanca del ojo y la retina.

Para llevarla a cabo, es necesario dilatar la pupila con gotas oftálmicas, fotografiar el interior del ojo e inyectar un contraste de fluoresceína en el brazo. Este colorante fluorescente facilita el registro de las imágenes en el angiógrafo y la visión del entramado vascular por parte del especialista a la hora de rastrear alteraciones derivadas, por ejemplo, de la Degeneración Macular (DMAE) o de la diabetes, patologías que dañan los vasos sanguíneos de la retina.

Angio OCT vissumA pesar de la utilidad de la angiografía vascular, lo cierto es que se trata de una prueba un poco molesta que suele necesitar de otras complementarias para confirmar el diagnóstico e implantar un tratamiento.

Sin embargo, el nuevo sistema al que se refiere el Dr. Ruiz Moreno, denominado angiografía OCT (disponible en Vissum), supone un salto enorme de calidad en este tipo de procedimientos. “El sistema angio OCT combina la angiografía con la tomografía de coherencia óptica. Esto nos permite hacer una visualización en 3D de la red vascular de la retina de mucha más calidad. Además podemos ver con detalle los diferentes segmentos de la retina, estudiar la coroides, repetirlo tantas veces como sea necesario y todo ello sin necesidad de inyectar ningún colorante. En definitiva, supone una mejora considerable tanto para los especialistas como para el paciente, algo fundamental cuando hablamos de métodos diagnósticos”, resume el director médico de Vissum, que además es presidente de la Sociedad Española de Retina y Vítreo.

 

A vueltas con la retina de grafeno

Chips, prótesis retinianas, gafas de realidad virtual, retina de grafeno… los dispositivos robóticos y electrónicos, seguramente por su halo de espectacularidad, siempre acaban siendo objeto de discusión en estos encuentros científicos. No obstante, los especialistas de Vissum insisten en realidar una valoración prudente para que los miles de personas con problemas visuales severos no alberguen falsas esperanzas.

“Hay dos prótesis epiretinianas y una endoretiniana [se colocan encima y debajo de la retina, respectivamente] que han logrado resultados muy limitados para grupos reducidos de pacientes. La llamada retina de grafeno en realidad es una lámina muy fina que está en fases muy iniciales de investigación cuya ventaja fundamental es que es más delgada y flexible, por lo que puede imitar mejor la curvatura de le retina que los dispositivos actuales, que son más rígidos. No obstante, esta retina artificial está en fases muy primarias de investigación y los mensajes que damos al respecto deben hacer hincapié en ello”, explica el Dr. Ruiz Moreno

“Los chips ya están comercializados, pero su indicación se limita a los pacientes con retinosis pigmentaria. No obstante, hay que insistir en que los resultados visuales son aún muy limitados. Se está trabajando en nuevos diseños para utilizar en el contexto de ensayos clínicos, pero no se trata de una realidad clínica actualmente; aunque es cierto que a medio plazo seguiremos trabajando en el desarrollo de nuevos microchips o retinas artificiales”, abunda la Dra. Figueroa quien, sin embargo, afirma que “hay proyectos muy interesantes en el horizonte más cercano. En pocos años comenzaremos a trabajar con terapia génica y un poco más adelante con terapia celular”.

Ruiz Moreno destaca las investigaciones en las que trabaja para hacer un mejor diagnóstico y tratamiento quirúrgico de las altas miopías, pero se muestra especialmente satisfecho de los avances realizados en nuevas técnicas angiográficas sin inyección de colorante, reflejados en algunas de sus presentaciones en Euretina 2018.

También te interesa:

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora