Cirugía combinada de cataratas y glaucoma con técnicas mínimamente invasivas ¿cuándo se realiza?

El diagnóstico en un paciente de cataratas y glaucoma puede plantearnos la necesidad de un tratamiento quirúrgico de ambas entidades. En primer lugar deberemos evaluar la pérdida visual que presenta el paciente y conocer a cual de las dos causas corresponde. Es necesario hacer un estudio que permita al oftalmólogo tomar decisiones quirúrgicas apropiadas tanto relacionadas con el manejo de la cirugía de catarata así como con un análisis del tipo de glaucoma presente y su repercusión visual.

Para decidir adecuadamente el momento de la cirugía deberemos valorar:

  • Visión lejana y cercana con la corrección óptica idónea.
  • Estudio de las pupilas y su dilatación.
  • Estudio adecuado de la catarata.
  • Presión intraocular y fármacos para tratar el glaucoma.
  • Estudio del fondo del ojo, con atención a la mácula y al nervio óptico para valorar la repercusión del glaucoma.
  • Análisis de la capa de fibras del nervio óptico con OCT y campo visual para obtener la afectación objetiva glaucomatosa del nervio óptico.
  • Biometría ultrasónica o interferometría para calcular la lente intraocular.
  • Evaluación del endotelio corneal.

Tratamientos quirúrgicos posibles

Si llegamos a la conclusión de que necesita tratamiento quirúrgico de ambas patologías deberemos considerar varias situaciones:

Glaucoma avanzado pero no la catarata: se puede efectuar primero la cirugía del glaucoma y en un segundo tiempo la cirugía de catarata por facoemulsificación. Este  enfoque permite el tratamiento postoperatorio de la cirugía del glaucoma hasta su estabilización para luego efectuar la cirugía de la catarata, asegurando así el control del glaucoma a largo plazo, con rápida recuperación visual.

Glaucoma no avanzado, con presiones oculares controlables con medicación y catarata avanzada: se aconseja efectuar la cirugía de la catarata y la del glaucoma en un mismo tiempo por vía separadas. Esto permite el tratamiento de la ampolla sin tener que actuar en la zona de la incisión de catarata.

Hasta hace unos meses las cirugías combinadas más recomendadas eran la viscocanalostomía y las esclerectomías profundas no penetrantes realizadas en zona superior, con facoemulsificación por vía corneal. Los resultados, en cuanto a control del glaucoma, eran similares a la faco-trabeculectomía, pero con menores complicaciones y mas rápida recuperación visual. La ausencia o presencia de mínima ampolla plana evita las molestias subjetivas del paciente.

El prof. Ruiz Moreno en plena intervención.

Sin embargo, hoy en día existe la posibilidad de colocar unos implantes diminutos (de 1 mm) en el ángulo camerular al terminar la cirugía de la catarata por la misma incisión para controlar la presión intraocular.

Esta nueva técnica permite realizar una cirugía combinada de catarata mínimamente invasiva para el paciente y evitar la manipulación de la conjuntiva en la cirugía del glaucoma con lo cual las molestias postoperatorias y las complicaciones son mínimas. No necesitaremos puntos de sutura, con un postoperatorio mas corto, menor inflamación y mayor eficacia.

En resumen, hoy en día podemos realizar una cirugía simultánea de las dos enfermedades mínimamente invasiva tanto de la catarata (facoemulsificación vía corneal) como del glaucoma (implantes de drenaje en el ángulo), con gran eficacia y confort para el paciente. La colocación de una lente intraocular multifocal deberá valorarse con mucho cuidado ya que si existe daño glaucomatoso el rendimiento de la lente multifocal será muy pobre.

Prof. José María Ruiz Moreno

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora