Consejos para cuidar tus ojos en vacaciones

Consejos para cuidar tu ojos en vacaciones playa

Ya estamos en verano y eso significa una mayor exposición solar a diario. Sabemos cómo proteger nuestra piel del sol y somos conscientes de los peligros que conlleva una exposición solar sin protección, pero, ¿y nuestros ojos?

Los ojos son muy sensibles al sol y normalmente no nos damos cuenta de la necesidad de utilizar una protección frente a los rayos solares. Los rayos solares y específicamente los rayos ultravioletas (UV) que impactan a nuestros ojos sin protección pueden provocar consecuencias precoces y tardías. La excesiva exposición a los rayos UV puede provocar daños en párpados, en el tejido conjuntivo, en la córnea o la retina. El efecto acumulativo de la exposición a los rayos UV contribuye a la aparición de cataratas precoces, degeneración macular, entre otras consecuencias.

De hecho, según datos de la Organización Mundial de la Salud el 20% de los casos diagnosticados de cataratas están relacionados con una prolongada exposición a radiaciones solares. 

¿Qué podemos hacer para cuidar nuestra vista?

Lo fundamental son unas buenas gafas de sol que nos aíslen de los rayos UV con un filtro homologado. No es recomendable comprar gafas baratas, sino en ópticas que aseguren un certificado de homologación. Esta protección debe empezar desde las etapas precoces de la vida y fomentar el uso de gafas de sol en los niños. El uso de una buena gafa de sol no debe verse como una moda sin importancia, la salud de nuestros ojos es lo primero. Como complemento a las gafas de sol se pueden usar sombreros, gorras, etc., que contribuyen a aminorar la exposición a los dañinos rayos UV.

Para las personas que utilicen lentillas, no deben llevarlas puestas en la playa o en la piscina. En ambos lugares existen multitud de agentes externos como el cloro o la sal, así como también, microorganismos que provocan infecciones que pueden ser graves para el ojo. Si no quieres llevarte las gafas a la playa o piscina, lo mejor es que compres unas gafas de sol graduadas, de esta manera podrás disfrutar del baño sin preocuparte por no ver. Se puede disponer de gafas de nadar o bucear, ya que no es recomendable abrir los ojos debajo del agua y también se pueden graduar.

Consejos para cuidar tu ojos en vacaciones gadas

Durante el verano, se abusa de aires acondicionados, lo que favorece la generación de un ambiente seco que provoca que la lágrima del ojo se evapore con más rapidez. Para evitar esto, puedes poner recipientes con agua o colocar un humificador en la casa para humedecer el ambiente y no sufrir las molestias del ojo seco. En el coche, acostumbramos a poner el aire acondicionado dirigido a nosotros, por lo que es clave que no vaya dirigido a nuestros ojos, ya que puede provocar irritación y sequedad.

Algunos de los síntomas de no estar bien protegido de los ojos son picores en los ojos, sensación de arenilla, sequedad y ojos rojos. Es recomendable la utilización de gotas lubricantes/humectante (lagrimas artificiales) preferiblemente sin conservantes para ayudar a disminuir estos molestos síntomas, aunque lo mejor es que ante cualquiera de estos síntomas se acuda al oftalmólogo, que evaluará la situación y dará consejos para recuperar la salud visual.

Si quieres saber más consejos sobre cómo cuidar tus ojos en vacaciones, te dejamos otro artículo de nuestra web

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora