Decálogo para celebrar el Día Mundial de la Visión

Cada año, el segundo jueves del mes de octubre se celebra el Día Mundial de la Visión. También como cada año, en Vissum insistimos en la necesidad de cuidar más nuestra vista, dado que buena parte de las enfermedades oftalmológicas, problemas visuales e, incluso, casos de ceguera legal pueden prevenirse y curarse si se detectan y diagnostican en fases tempranas.

Medicamentos cada vez más eficaces, protocolos terapéuticos menos molestos para los pacientes, métodos diagnósticos más precisos y no invasivos, chips, prótesis e implantes artificiales para sustituir funciones oculares dañadas, terapia génica, medicina regenerativa… todo forma parte de líneas de investigación sofisticadas y muy prometedoras de cara al futuro de los pacientes con dificultades visuales.

Sin embargo, los especialistas advierten de que buena parte de estos tratamientos están aún en fases embrionarias de desarrollo y que otros podrían llegar a evitarse con solo aplicar una serie de consejos fundamentales para cuidar nuestra vista.

Protege tus ojos en el día a día

Los ojos son estructuras delicadas. Cuentan con una protección natural (párpados, pestañas y cejas) que debemos completar. De esta manera, es necesario llegar gafas de sol, especialmente en verano, en la playa, el mar o la nieve para evitar que la radiación solar precipite la aparición de degeneración macular, cataratas prematuras o quemaduras retinianas. Lo idóneo es escoger los filtros solares adecuados a la actividad que se va a desempeñar, pero es de vital importancia no adquirir nuestras gafas de sol en mercadillos y establecimientos no autorizados. Llegar unas lentes no homologadas puede ser incluso peor que no llevar nada, según las repetidas advertencias de los especialistas.

Evitar la sequedad ocular causada por los sistemas de calefacción en invierno y aire acondicionado en verano evitan la sensación de arenilla o cuerpo extraño en el ojo, las irritaciones y la fatiga visual. La sequedad ocular puede combatirse con lágrimas artificiales, pero es idóneo pasar algún tiempo diario al aire libre para lubricar y oxigenar cuerpo, mente… y ojos.

Si eres practicante de deportes con alto riesgo de impacto ocular (squash, paddle o tenis, esgrima, tiro con arco…) o eres aficionado a ciertos juegos con pistolas de aire comprimido que disparan proyectiles de gomaespuma o pintura, no olvides tus gafas protectoras, ya que los especialistas están documentando cada vez más casos de traumatismos oculares de diferente consideración por descuidar este tipo de medidas preventivas.

Finalmente, las personas que se maquillan frecuentemente, deben desmaquillar sus ojos diariamente y a conciencia. No hacerlo implica arrugas, bolsas, suciedad y patas de gallo, pero también problemas visuales que pueden ser leves o pasajeros o bastante graves, tal y como reflejábamos en este mismo blog.

Descansa tus ojos

Ordenadores, televisión, tabletas, teléfonos móviles… estamos todo el santo día pegados a las pantallas y eso nos está pasando factura. Los especialistas en Fisioterapia y Traumatología ya están observando problemas en las articulaciones del cuello y las manos. Los oftalmólogos, lo aprecian en los ojos. Estar demasiado tiempo expuestos a la luz pantallas de nuestros dispositivos electrónicos produce sequedad ocular, irritación, pérdida de agudeza visual… y diversas investigaciones afirman que este hábito es responsable de la escalada mundial de miopía de manera directa: leer y mirar la pantalla en sí, como indirecta: este enganche a los dispositivos móviles reduce el número de horas de luz natural que recibimos diariamente. Los expertos aconsejan usar lágrimas artificiales, hacer descansos cada 20-30 minutos si se está trabajando con estos dispositivos y usarlos en ambientes bien iluminados. ¡Ah! y controlar el estrés. El estrés puede dañar tu salud visual. Si quieres saber más sobre ello, léelo aquí.

Cuida tus gafas y lentillas

Si eres usuario de gafas o lentillas cuídalas. Su mantenimiento va a ser decisivo en la calidad de tu visión y en la salud de tus ojos. Con respecto a las gafas, límpialas con productos adecuados y procura llevarlas en su funda para que las lentes no se rayen y pierdan transparencia. Si alguna lente se afloja o se rompe la montura, acude a un profesional para que pueda dejarlas como estaban antes o aconsejar unas nuevas si es necesario. Un arreglo casero puede alterar la forma de la lente, el eje con respecto a tus ojos… y hacer que no veas bien con tus gafas puestas.

Por su parte, las lentillas exigen la observación de medidas higiénicas para su manipulación y cierto cuidado al meterlas y sacarlas de su estuche, que debe estar siempre libre de residuos. Asimismo, es importante no excederse en el tiempo de llevarlas puestas para evitar irritaciones o queratitis.

Para graduarte la vista, ponte en manos de especialistas. Un Óptico Optometrista es el profesional adecuado para hacerlo. Además de establecer cuál es la graduación óptima para ti es quien mejor puede aconsejarte sobre el cuidado de gafas y lentillas y detectar posibles problemas de visión que debes resolver con tu oftalmólogo. Existen ofertas para graduarte la vista a través de Internet o comprar lentes de contacto en la red. En Vissum te contamos por qué el precio no debe ser un factor determinante a la hora de escoger cirugía y terapias oftalmológicas y por qué no debes comprar tus lentillas en Internet.

No te saltes tu cita con tu oftalmólogo

Cada vez que es necesario en Vissum remarcamos la importancia de revisarse la vista con un oftalmólogo al menos una vez al año, teniendo en cuenta que este tipo de revisiones no son las que tienen como objetivo graduarse la vista. Tenemos a nuestra disposición métodos diagnósticos cada vez más eficaces y menos molestos para los pacientes. Asimismo, disponemos de tratamientos muy efectivos cuyos beneficios se multiplican cuando se aplican en fases tempranas de la enfermedad. La importancia de llevar a cabo un diagnóstico ocular reside en que ciertas enfermedades de la vista, como el glaucoma, no dan la cara hasta que se encuentran en fases avanzadas y ya han causado daños importantes, incluso irreversibles. La visita anual con tu oftalmólogo es la mejor manera de asegurarse este diagnóstico precoz.

Cómo ven tus hijos

Los problemas visuales en la infancia pueden condicionar el desarrollo del niño, además de influir en su desempeño escolar y deportivo. Por eso, es importante observar una serie de síntomas en los pequeños, ya que si el niño siempre ha visto mal no puede referirlo. De esta forma, hay que estar atentos a si se acerca demasiado al papel al leer o escribir, si sigue las líneas con el dedo, si entrecierra los ojos para ver mejor, si guiña o se tapa un ojo para leer o ver objetos lejanos, si se sienta demasiado cerca de la tele para verla, le lloran los ojos o se le irritan con frecuenta, si tropieza con facilidad, tiene mala puntería, no coordina bien sus movimientos, no atrapa objetos que se le lanzan desde lejos… porque pueden indicar que el pequeño tiene un problema visual. La mayoría de las veces se tratará de un problema de fácil solución, lo que le evitará muchos problemas durante el curso y en su tiempo de juegos. ¿Cuándo es el momento idóneo para revisar la vista de tu hijo? En cada vuelta al cole.

Glucemia a raya

La diabetes es uno de los principales enemigos de la salud ocular. Esta patología es responsable de la denominada retinopatía diabética, una enfermedad de la retina debida a los daños que sufren los vasos sanguíneos encargados de irrigar esta zona vital para nuestra visión. Por otro lado, los diabéticos son más proclives a desarrollar cataratas y edema macular diabético, una enfermedad grave cuyo tratamiento puede constar desde gotas oftálmicas a la aplicación de láser y cirugía, pasando por inyecciones locales de fármacos. ¿Quieres saber más sobre retinopatía diabética? Lo explicamos en vídeo.

 

Hazte fan de la Dieta Mediterránea

Una alimentación rica en frutas, verduras, pescado azul, legumbres, hortalizas, frutos secos, aceite de oliva… es decir, nuestra fantástica Dieta Mediterránea, nos aportan los antioxidantes, los minerales y los ácidos grasos fundamentales para proteger nuestra vista. La luteína y la zeaxantina, pigmentos naturales presentes en la yema del huevo, los kiwis, las espinacas y otras verduras de hoja verde oscuro, han demostrado sus cualidades para frenar la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), una patología que también progresa más lentamente en pacientes que siguen dietas ricas en omega 3, unas grasas saludables presentes en el pescado azul, las nueces, el lino o en aceites vegetales como el de soja o canola (colza).

No fumes y si fumas… déjalo

El tabaco es una amenaza grave para la salud general y visual en particular. El tabaquismo está directamente relacionado con la degeneración macular y con la aparición de cataratas. Asimismo, la acción del humo sobre el cristalino causa los característicos ojos amarillos del fumador y la pérdida de transparencia del mismo. Además, pueden indicar dolencias más graves en el páncreas o el hígado, algunas directamente relacionadas también con el tabaco.

Haz ejercicio

La actividad física es fundamental para mantener un sistema vascular en forma. Así, es comprensible que los delicados vasos sanguíneos que irrigan los ojos se vean beneficiados si llevamos una vida activa. Varios trabajos científicos han demostrado, además, que el ejercicio contribuye a evitar el glaucoma y la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE). Caminar a buen paso, bailar, montar en bicicleta, nadar, subir escaleras… durante 30 minutos diarios es suficiente para mantener una vista saludable.

Atiende a los síntomas

Si frecuentemente aprecias chispas, fogonazos o manchas debes acudir a tu especialista. Si de repente tu campo de visión se cubre de negro… debes acudir inmediatamente a urgencias, pues probablemente estés sufriendo un desprendimiento de retina. Traumatismos oculares, quemaduras solares o con punteros láser, cortes, salpicaduras de líquidos abrasivos… son motivo suficiente para consultar urgentemente con un especialista. Si quieres saber si el problema visual que notas es leve o necesitas acudir a un especialista de manera urgente, puedes hacer el test de visión Vissum.

¿Quieres celebrar cada año por todo lo alto el Día Mundial de la Visión? Pide cita con tu especialista Vissum.

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora