Cuidado de tus ojos en 5 consejos

cuidado de tus ojos

En cualquier época del año no hay que perder de vista el cuidado de nuestros ojos, pero parece que en invierno nos olvidamos un poco más de ellos. La reducción de horas solares al día, los ambientes más húmedos debido a las lluvias…hacen que estemos más cómodos y por lo tanto, los descuidemos.

 

Te vamos a dar unos consejos básicos para conservar el bienestar de tu visión que sirven para épocas invernales y el resto del año:

1. Protege tus ojos

Aunque estemos en invierno y haya una menor sobreexposición al sol, nunca debemos confiarnos y olvidar de protegerlos. Si sometemos a nuestros ojos a la exposición de radiación solar y ultravioleta, provocará daños en la parte más externa como párpados, córnea y conjuntiva, pero también pueden aparecer problemas internos como aparición de catarata a una edad más temprana o degeneración macular.

2. Si practicas deportes de invierno, no olvides tus gafas

La nieve es una de las superficies que más refleja la luz ultravioleta. Si a ello le sumamos que al practicar un deporte en montaña nos encontraremos a mayor altitud, mayor será la radiación ultravioleta que alcance a nuestros ojos. Es necesario adquirir unas gafas solares de calidad en un establecimiento óptico, en donde nos asegurarán un certificado de homologación. Aquí encontraremos diferentes tipos de filtros que nos protegerán frente a la radiación ultravioleta, además de hacerlo frente a la ventisca.

Si quieres saber más sobre cómo proteger tus ojos en la nieve, lee este post.

3. Cuidado con la sequedad

El uso de las calefacciones en invierno genera un ambiente más seco en nuestro puesto de trabajo, en una cafetería o en nuestra propia casa. Ello favorecerá a que nuestra lágrima se evapore, creando así una sensación de malestar, irritación, de arenilla y de fatiga visual.

Para ayudarnos a combatir esta sequedad, aparte de usar las conocidas lágrimas artificiales, podemos instalar un humidificador en nuestra mesa de trabajo o en casa, acorde a los metros cuadrados de cada estancia. Con ello conseguiremos aumentar el porcentaje de humedad en el ambiente.

4. Alimenta a tus ojos

Llevar una dieta sana y equilibrada, rica en frutas y verduras nos ayudará a cuidar mejor nuestra visión. Existen determinadas vitaminas que ayudan a prevenir las cataratas o la degeneración macular asociada a la edad.

La vitamina A se encuentra en el tomate, verduras verdes, zanahorias. Otras vitaminas como la E y C, que están presentes en ciruelas, plátanos, manzanas y coles, son grandes antioxidantes que nos ayudarán a retrasar el envejecimiento de nuestros ojos y las enfermedades asociadas.

5. Evita la fatiga visual

Intentar reducir al máximo el cansancio visual al trabajar con ordenadores, móviles o tabletas, o en el plano de lectura. Una buena iluminación del texto o un descanso de unos segundos cada 20-30 minutos mientras se trabaja con el ordenador, nos ayudará a reducir el estrés visual que se produce cuando utilizamos nuestra visión próxima tantas horas al día.

 

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora