El daltonismo en los niños, ¿cómo detectarlo?

El daltonismo en los niños, ¿cómo detectarlo?

El daltonismo es un defecto genético que impide ver los colores de forma correcta. Normalmente, lo padecen más hombres que mujeres: un 8% frente a un 0,5% respectivamente.

El daltonismo es hereditario, y el tipo de herencia más frecuente es la herencia recesiva ligada al cromosoma X. Por este motivo lo sufren más hombres que mujeres, porque ellas son las portadoras de este cromosoma y de la enfermedad, y los hombres lo manifiestan.

¿Cómo aprecian los colores nuestros ojos?

 La retina de nuestro ojo tiene fotorreceptores llamados bastones y conos. Los bastones son los encargados de que veamos el color blanco y negro además de sus distintas tonalidades. Los conos son células que se encargan de que veamos los colores, y tenemos tres tipos en cada ojo: unas para el color rojo, otras para el verde y otras para el azul. Con estos tres colores, se consiguen el resto, lo que hace que podamos ver millones de tonalidades diferentes. Si tenemos fotorreceptores de los tres tipos en cantidad correcta, tendremos una visión normal.

El daltonismo se produce cuando no hay fotorreceptores para algunos de los colores, lo que se traduce en que no se pueden distinguir tantas tonalidades como si se tuviera una visión perfectamente normal.

El daltonismo en lo niños

Aunque el daltonismo no se cura, es fundamental detectarlo lo antes posible para que la persona daltónica se adapte mejor a la situación.

En los niños, es a partir de los tres años cuando empiezan a aprender los colores, por lo que es el momento ideal para detectar si padece daltonismo.

El daltonismo en los niños, ¿cómo detectarlo?_

Normalmente ese defecto visual es de nacimiento, por lo que para un niño daltónico la percepción de los colores es la suya, creyendo que la suya es normal, sin percibir que existen más tonalidades.

Si se observa que el niño no aprende los colores y constantemente los confunde con otros o no los nombra bien, es posible que sea daltónico.

Tipos de daltonismo

Tricrómatas anómalos: En este caso funcionan los tres tipos de conos pero uno de ellos no funciona correctamente, lo que desencadena que las personas con este tipo de daltonismo perciban los tonos de color alterados.

Dicrómatas: Es muy similar al anterior pero con mayor severidad.

 Monocrómatas: Sólo funciona un tipo de cono y existen tres tipos. El monocromatismo de conos azules, situación que padecen una de cada 100.000 personas, que presentan sólo conos azules; el monocromatismo de conos verdes donde sólo detectan el verde; y el monocromatismo de conos rojos donde sólo funcionan los conos rojos y afecta a menos de una persona de cada millón.

El último tipo de daltonismo es el acrómata. Son las personas a las que no les funciona ninguno de los 3 conos, y se traduce en que no son capaces de distinguir ningún color más allá del blanco y negro.

Ante cualquier sospecha de padecer daltonismo, y en caso de antecedentes en la familia, siempre hay que acudir al oftalmólogo para que haga un examen visual y determine si efectivamente el niño lo padece y de qué tipo se trata.

En Vissum contamos con un equipo médico especializado en oftalmología infantil que evaluará la situación y emitirá las recomendaciones oportunas.

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora