Cirugía; única solución para el desprendimiento de retina

Dra. Figueroa VissumHace unos días, La ciencia de la salud de la 2 dedicó su programa a hacer un apasionante recorrido por lo más destacado de la Oftalmología actual. En este espacio, titulado Ver, mirar, sentir, especialistas y pacientes reflejaron diferentes puntos de vista acerca de lo que ocurre cuando nuestros ojos fallan y qué tratamientos existen para subsanar los problemas que afectan nuestra visión.

Sin ánimo de menospreciar el resto de sentidos, el espacio científico partía de la base de la enorme importancia que juega la vista para la especie humana. Al contrario que otras especies animales, que se apoyan mucho en otros sentidos como el olfato o el oído, el ser humano es eminentemente visual. Tanto es así, que el 80% de la información que el cerebro procesa para configurar la representación del mundo que nos rodea nos llega a través de los ojos.

A pesar de eso, lo cierto es que no concedemos a nuestra visión la importancia que se merece… hasta que sufrimos alguna enfermedad ocular. La doctora Marta Figueroa, retinóloga en Vissum Madrid, se encargó de hablar del desprendimiento de retina, una patología que no duele pero que puede ocasionar pérdidas de visión irreversibles si no se vigila y no se trata a tiempo y de la manera adecuada.

La retina es la capa que tapiza la parte posterior del ojo. Se trata de una zona sensorial en la que encontramos la primera neurona de la vía visual. Su función es recoger las imágenes que nos llegan del exterior y su importancia es tan grande que “si la retina está dañada, aunque el resto de estructuras del ojo estén en perfecto estado, aunque el cristalino no tenga cataratas y aunque las lentes estén transparentes, el paciente no va a ver las cosas nítidamente; no va a ver bien”, resumía la especialista.

El desprendimiento de retina se produce cuando este tapiz se rasga y por esos agujeros se filtra el líquido que hay en el interior del globo ocular y se coloca debajo de la retina. El hecho de que haya líquido en una zona donde no debería haberlo provoca que esta capa se mueva y quede suelta, separada del resto de capas del ojo de las que se nutre. Esta circunstancia impide el funcionamiento normal de la retina, lo que a su vez repercute en que no veamos de forma nítida.

“Cuando se produce un desprendimiento de retina, la única solución que existe es quirúrgica. Hay diferentes técnicas en función del daño sufrido, pero no hay más remedio que pasar por quirófano”, explicaba la especialista de Vissum en el programa.

Las técnicas a las que se refería Figueroa son dos. En una se trabaja por fuera del ojo y consiste básicamente en colocar una banda de silicona y aplicar láser o frío para sellar las roturas y favorecer la cicatrización de la retina.

En otra, más habitual, se trabaja dentro del ojo, a cuyo interior se accede con instrumental de pequeñísimo calibre para colocar la retina en su sitio. Este procedimiento, denominado vitrectomía requiere la introducción de un gas en el interior del globo ocular para facilitar la reubicación de la retina. La doctora Figueroa admite que “esto obliga a que el paciente esté boca abajo durante unos días. El plazo de recuperación varía en función de cada caso y no es nada confortable, pero por ahora es lo único de lo que disponemos para tratar el desprendimiento de retina”.

Desprendimiento de retina, el caso de Manuel

De ello dio fe en el programa Manuel, un paciente de Vissum. “Hace algunos años me operé de cataratas y aprovechando esta intervención me corrigieron también la miopía y el astigmatismo. Todo salió a la perfección, pero al cabo de un año sufrí un desprendimiento de retina en el ojo derecho. No tuve ningún síntoma; simplemente dejé de ver por ese ojo”.

Afortunadamente, Manuel acudió a nuestros servicios de urgencias y la doctora Figueroa pudo intervenirle rápidamente, algo fundamental para un buen pronóstico del desprendimiento de retina. Lamentablemente, al cabo de un tiempo Manuel sufría un nuevo desprendimiento de retina, esta vez en el ojo izquierdo. “Todas las intervenciones salieron perfectamente, pero la mala suerte de sufrir un desprendimiento de retina bilateral alargó un proceso de recuperación que resulta pesado y aburrido”. No obstante, en la actualidad Manuel se encuentra perfectamente y goza de una visión estupenda.

“Como retinóloga, el mensaje que creo que debemos dar es el de la importancia del diagnóstico y tratamiento precoz para evitar pérdidas permanentes de visión. Para ello es fundamental llevar a cabo revisiones periódicas y acudir al oftalmólogo en cuanto se note que algo está sucediendo con la visión”, abunda Figueroa.

Hay que tener en cuenta que el desprendimiento de retina no duele y por ello hay que prestar atención a signos como la aparición de moscas volantes; manchas negras que se mueven en la dirección hacia la que miramos, chispazos o fogonazos de luz que antes no se percibían. Las personas con alta miopía, los usuarios que ya hayan sufrido un desprendimiento de retina en un ojo, los que tengan antecedentes familiares o sufran un traumatismo ocular deben estar especialmente pendientes.

“Una visita al oftalmólogo por estos motivos puede determinar rápidamente si se trata únicamente de un desprendimiento vítreo posterior, en cuyo caso solo hay que esperar a que se resuelva solo, o si estamos ante roturas o desprendimientos de retina, en cuyo caso podremos aplicar tratamientos eficaces de manera temprana”, resume la doctora.

Por este motivo, aunque están llevando a cabo grandes avances con células madre, las intervenciones quirúrgicas son cada vez menos invasivas, las lentes intraoculares son cada vez más sofisticadas y las recuperaciones son más rápidas y mejores, el resto de especialistas que participaron en el programa coincidieron con la experta de Vissum en la necesidad de prestar más atención a las revisiones oftalmológicas ya que aunque actualmente el 80% de los problemas de visión tiene tratamiento eficaz, sigue habiendo un 20% que todavía tiene mala solución.

También te interesa:

¿Quieres ver el programa completo? Pincha en la imagen.

Dra. Figueroa Vissum

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora