Diabetes y enfermedades de la vista: la retinopatía diabética

Diabetes y salud ocular

La llamada retinopatía diabética es una enfermedad que afecta a aproximadamente un millón de personas en España, según datos de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV).

La diabetes es una enfermedad que afecta a la capacidad natural del páncreas para producir insulina de manera eficaz, necesaria para controlar los niveles de azúcar presentes en la sangre de nuestro cuerpo.

Los alimentos contienen glucosa, un monosacárido que supone una fuente importante de energía para las células del cuerpo, pero que en exceso puede causar daños en distintas partes del cuerpo, como corazón, riñones y vasos sanguíneos.

Dentro de estos vasos sanguíneos encontraríamos los capilares del ojo, especialmente sensibles a esta situación. Cuando estos capilares del ojo se ven afectados, se inflaman y dejan escapar fluidos que se acumulan en la mácula y causan el edema macular, que es la causa más frecuente de pérdida de visión en los pacientes con diabetes.

También se pueden formar vasos anormales que crecen sobre la retina y pueden sangran. Estos vasos pueden extenderse a la parte anterior del ojo y provocar una elevación de la presión ocular, que recibe el nombre de glaucoma neovascular. Esta situación es conocida como retinopatía diabética, una enfermedad que afecta a aproximadamente un millón de personas en España, y que es una de las principales causas de ceguera.

Factores de riesgo

El principal factor de riesgo para el desarrollo de retinopatía diabética es un mal control metabólico, es decir , cifras altas de azúcar en sangre (glucemia). Por ello es muy importante que los pacientes con diabetes consigan mantener niveles adecuados de glucemia, sobre todo los primeros diez años desde el diagnóstico de la enfermedad.

Otros factores de riesgo son tener una presión arterial alta, niveles elevados de lípidos, el sobrepeso o fumar.

Edema macular diabetico

Prevención y controles oculares periódicos

En primer lugar, es necesario tener en cuenta que la diabetes es una enfermedad que puede causar alteraciones en la retina y el paciente no notar ningún síntoma. Si no se realiza un tratamiento adecuado, las lesiones suelen avanzar y causar pérdida de visión, que en fases avanzadas puede ser irreversible.

Para poder tratar las lesiones tan pronto como aparezcan y evitar la pérdida de visión, es necesario hacer controles regulares de la retina por un especialista.

Dependiendo del tipo de diabetes, se recomiendan los siguientes programas de exámenes oculares:

  • Para pacientes con diabetes de tipo 1, debe hacerse un primer control a los cinco años del diagnóstico, para después continuar con revisiones anuales.
  • Los pacientes con diabetes tipo 2 deben revisarse en el momento de diagnóstico de la diabetes, y luego anualmente.
  • Por último, las mujeres embarazadas con diabetes deben programar una cita con su oftalmólogo en cada trimestre, ya que la retinopatía puede progresar rápidamente durante el embarazo.

Otra de las causas de pérdida de vision en el paciente con diabetes es la catarata. La pérdida visual inducida por la catarata es reversible tras la cirugía, pero es importante el seguimiento de la retina después de la cirugia de catarata porque hay un mayor riesgo de edema macular.

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora