Ciencia. Compromiso. Visión.

Diagnóstico no invasivo para la degeneración macular

Nueva tecnología Angio-OCT para diagnóstico y seguimiento de enfermedades de la retina 

retina vista con tecnología Angio- OCTLas principales causas de ceguera en países desarrollados están asociadas a alteraciones en la retina, siendo la degeneración macular asociada a la edad, una de las principales. El principal factor de riesgo para la mácula, parte central de la retina,  es el envejecimiento del órgano. Existe además un importante factor genético, y su deterioro se puede ver agravado por una mala alimentación, el sedentarismo y obesidad, algunos tóxicos o las radiaciones ionizantes.

En casos de degeneración macular asociada a la edad, es muy importante la detección precoz porque se trata de una enfermedad indolora y sigilosa. Poco a poco ocasiona una peor agudeza visual y una lesión en el campo visual central de carácter progresivo e irreversible.

¿Cómo se diagnostican las enfermedades de la retina ?

En general, debemos llevar a cabo exámenes visuales a partir de los 40 años de edad, sobre todo si hay antecedentes en familiares directos por enfermedades de la retina. Uno de los primeros síntomas de la degeneración macular, es apreciar las líneas rectas como onduladas (marcos de puertas, farolas…). La evolución de la degeneración conlleva la incapacidad de reconocer caras o de leer y, en definitiva, de poder observar o realizar tareas en detalle. En fases avanzadas se percibe una mancha oscura en el centro del campo visual.

Cuando se detecta tarde, la lesión en retina puede ser significativa e irreversible. En cambio, detectada a tiempo, la degeneración macular en su forma húmeda puede ser tratada con fármacos intravítreos que logran detener eficazmente su avance.

A día de hoy, las técnicas de diagnóstico que permiten una valoración y seguimiento detallado de enfermedades de la retina y de la mácula son: la tomografía de coherencia óptica (OCT), la angiografía con fluoresceína (AFG) o con verde de indocianina (AVI) y la novedosa Angio-OCT.

Angio-OCT

  • La tomografía de coherencia óptica permite obtener imágenes de elevada resolución a través de cortes transversales micrométricos. Es una prueba no invasiva, en la que se requiere medios oculares transparentes. Permite llevar a cabo el diagnóstico y monitorización de la patología con imágenes de la retina en diferentes ocasiones.
  • La angiografía con fluoresceína, sin embargo, sí es una técnica invasiva que permite estudiar los vasos sanguíneos de la retina. A través de una inyección intravenosa se lleva a cabo la valoración del flujo sanguíneo en retina, permitiendo ver las fugas o daños en los vasos. De igual manera funciona el colorante verde de indocianina, permitiendo llegar a capas más profundas de la retina.
  • La Angio-OCT es un sistema de imagen no invasivo (ya que no es necesaria la inyección intravenosa) que ofrece una visualización perfecta de la vascularización retiniana y coroidea. Una ventaja clave de la Angio-OCT frente a la angiografía con fluoresceína (FFA) es que proporciona información funcional de resolución en profundidad del flujo sanguíneo en el vaso. Promete revolucionar la tecnología de imagen para el diagnostico de la retina reduciendo la necesidad de realizar pruebas invasivas.

Las nuevas técnicas y métodos de exploración de la retina tienen cada vez mayor peso en la prevención de enfermedades invalidantes en una sociedad cada vez más envejecida. El objetivo es tanto conseguir una mayor precisión en la observación de retina para una detección precoz y monitorización de alteraciones retinianas, como la comodidad y seguridad para el paciente.

En una población cada vez más envejecida, la detección precoz y la prevención de este tipo de enfermedades, tienen una repercusión directa en la calidad de vida de las personas. Se requiere de un buen examen visual para poder hacer frente a una de las enfermedades visuales más invalidantes y cada vez más prevalente en países desarrollados.