Dieta sana para una visión sana

El consumo de frutas y verduras es esencial para el cuidado de nuestros ojos. Seguir una alimentación variada es básico para nuestra salud. Por ello, la dieta mediterránea es una de las más recomendables, por ser rica en antioxidantes. Determinadas vitaminas pueden prevenir problemas visuales como las cataratas o la degeneración macular asociada a la edad, enfermedad ocular que padecen más del 15% de los españoles.

Los especialistas de VISSUM Corporación Oftalmológica aconsejan una dieta rica en frutas y verduras que contengan vitamina A, E, C, Luteína y Riboflavina B2, vitaminas esenciales para nuestra salud visual. Tomates, espinacas, hígado, yema de huevo, verduras verdes y zanahorias contienen vitamina A, también llamada “vitamina de la visión” por su beneficio para los ojos.

Esta vitamina resulta de gran importancia para asegurar el funcionamiento normal de la vista ya que ayuda a conservar la agudeza visual.

La deficiencia de la misma puede provocar la ceguera nocturna, sequedad de la conjuntiva del ojo e incluso el surgimiento de cataratas y degeneración macular asociada a la edad.

Los especialistas de VISSUM aconsejan también el consumo de las vitaminas E y C, componentes que encontramos en frutas como el melón, la manzana, el aguacate, la ciruela o el plátano y en verduras como la col. Estas vitaminas son un potente antioxidante, por lo que la combinación de ambas puede ayudar a retrasar la aparición de enfermedades oculares relacionadas con el envejecimiento como son las cataratas y degeneración macular. La vitamina C, además, contribuye al mantenimiento del buen estado de los tejidos, además reduce la presión intraocular en pacientes con glaucoma.

Frente a la degeneración macular, la Luteína es un excelente protector, un antioxidante que, como el resto de vitaminas, no puede ser sintetizado por el organismo, así que necesitamos ingerirlo. Se encuentra sobre todo en espinacas, brécol, pimiento y calabaza, además de la yema de huevo. Estudios internacionales apuntan que además puede reducir en un 20% la aparición de la catarata.

Tomar leche, almendras, levadura de cerveza, hígado, frutos secos, cereales o harina integral son algunos de estos alimentos que nos permitirán mantener sanos nuestros ojos. Alimentos ricos en Riboflavina, también conocida como vitamina B2, que protege las zonas húmedas del cuerpo, como los ojos, y preserva de las cataratas.

Esta vitamina hidrosoluble es vital para el crecimiento e importante en la reproducción celular y ayuda a producir glóbulos rojos sanos. Mantiene además la buena salud de la piel, las uñas y el cabello. Beneficia también a los ojos, ya que oxigena la córnea y alivia la fatiga de éstos. La carencia de la misma genera trastornos oculares, bucales y cutáneos.

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora