Ciencia. Compromiso. Visión.

Manchas en los ojos: ¿Cómo eliminar las manchas en el iris o en la córnea?

 

manchas en el iris¿Manchas en el iris o en la córnea? Si profundizamos en el término ‘manchas’ podemos estar ante varios signos diferentes.

Podemos estar apreciando en nuestra vista manchas negras que flotan, son las conocidas moscas volantes (miodesopsias), que se producen por la degeneración del gel que rellena el ojo por dentro, llamado humor vítreo. Estas manchas  que observamos en el campo de visión normalmente no revisten gravedad, pero si van unidas de destellos de luz, debemos consultar de urgencia a un oftalmólogo experto en retina.

Existen otro tipo de manchas en los ojos, visibles externamente y que pueden o no afectar a la visión según la estructura del ojo en la que se encuentren: es muy frecuente encontrar lesiones en la conjuntiva como la pinguécula y el pterigion. La primera de aspecto más o menos amarillento, está asociada a la edad y a la exposición solar. El segundo requiere de un seguimiento más exhaustivo, ya que este tejido puede acabar invadiendo la córnea.

Además, hay ocasiones en las que la córnea, estructura del ojo que debe ser completamente transparente, debido a enfermedades, problemas oftalmológicos o sistémicos se vuelve opaca, observándose como una mancha blanca. Estas manchas también suelen tener tratamiento para mejorar la transparencia corneal.

Pero cuando no es posible la recuperación de la transparencia y de la visión, se puede tatuar esta mancha para simular un ojo sano, con una técnica denominada queratopigmentación. El color del iris es un patrón único de cada persona, por lo que esta técnica trata de replicar dicho patrón en base al ojo contralateral.

Existen diversos tipos de tatuaje corneal: tipo terapéutico, funcional y cosmético según cada caso. Tras años de investigación científica el doctor Jorge Alió, fundador de Vissum y Catedrático de Oftalmología de la Universidad de Elche, ha desarrollado un novedoso sistema que consiste en la aplicación de pigmento mineral micronizado y libre de componentes antigénicos en la córnea, con la finalidad de ocultar cicatrices, leucomas o manchas en la misma, sustituyendo técnicas anteriores que presentaban mayores complicaciones.

Entre las enfermedades de la córnea susceptibles a este tratamiento tenemos el síndrome de Sjogren, cicatrices por herpes, queratoconjuntivitis y quemaduras o traumatismos, entre otras.

Algunas personas con enfermedades del iris, también se pueden beneficiar de este tratamiento: cualquier alteración en el iris, es decir, desde una alteración congénita que provoque una pupila irregular, a una mala posición de esta por traumatismos, defectos de iris como consecuencia de complicaciones en quirófano o alteraciones congénitas como la aniridia. Estas alteraciones del iris provocan fotofobia, diplopia y mala visión. El tatuaje corneal o queratopigmentación puede mejorar en muchos casos estos síntomas tan molestos.

Si bien las soluciones hasta ahora consistían en prótesis o lentes de contacto terapéuticas, la queratopigmentación puede pasar a ser una solución permanente.

Dra. Alejandra Amesty