Ciencia. Compromiso. Visión.

Bolsas en los ojos

Bolsas en los ojos: Operacion, cirugía, tratamiento de dermatocalasia

¿QUÉ SON LAS BOLSAS EN LOS OJOS?

Las bolsas en los ojos, también llamadas dermatocalasia, son un exceso de piel en los párpados tanto superiores como inferiores, debido al aumento de  flacidez de la piel que conlleva el envejecimiento natural.  Los signos de envejecimiento son muy llamativos en la zona de los ojos.

El exceso de piel produce una mirada triste, que con el cansancio se acentúa. El esfuerzo diario requerido para mantener abiertos los ojos con un exceso de piel en los párpados es mucho mayor.  En ocasiones, este exceso de piel llega a tapar las pestañas y a reducir el campo visual.

 

SÍNTOMAS

El exceso de piel suele asociarse a la aparición de bolsas en los párpados, que son el resultado del prolapso o hernia de la grasa orbitaria.

 

CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO DE LAS BOLSAS EN LOS OJOS

  • Edad avanzada

Otros factores de riesgo que pueden empeorar la situación de los párpados son

  • El tabaquismo
  • La obesidad o sobrepeso
  • La enfermedad tiroidea

 

¿SE PUEDEN PREVENIR LAS BOLSAS EN LOS OJOS?

Existen pocas medidas preventivas, sin embargo el cuidado de la piel, una dieta equilibrada y unos buenos hábitos de vida pueden disminuir el riesgo de tener problemas a edades tempranas.

 

TRATAMIENTO DE LAS BOLSAS EN LOS OJOS

El tratamiento de las bolsas en los ojos es quirúrgico, en una intervención llamada blefaroplastia. La cirugía de la dermatocalasia o blefaroplastia es una técnica con la que se extirpa el exceso de piel y grasa para conseguir un mejor aspecto cosmético. Dicha técnica se puede realizar tanto en los párpados superiores como en los inferiores y con ella se consigue un rejuvenecimiento de la mirada. La blefaroplastia se realiza con anestesia local y se trata de una cirugía ambulatoria.

La corrección quirúrgica da muy buenos resultados en manos expertas, y debe ser hecha por un oftalmólogo especialista en cirugía plástica y reparadora ocular, debido a su completo conocimiento del órgano visual. Es muy importante quitar la cantidad de piel correcta, porque eliminar más de lo adecuado puede originar problemas graves para el ojo, impidiendo el cierre perfecto de los párpados, y  generando ojo seco y úlceras corneales.