Ciencia. Compromiso. Visión.

Cataratas congénitas

¿QUÉ SON LAS CATARATAS CONGÉNITAS?

Las cataratas congénitas son opacidades del cristalino que se presentan al nacer. El cristalino es la lente natural del ojo que permite el enfoque,  y que debe ser transparente para que las imágenes sean percibidas correctamente. Normalmente las cataratas surgen con la edad, ya que responden al proceso de envejecimiento natural del cristalino, que va volviéndose opaco.

Si el recién nacido tiene una opacidad significativa en el cristalino no podrá desarrollar bien la visión.

Las cataratas congénitas son muy poco frecuentes y suelen estar asociadas a otras enfermedades o síndromes. Pueden darse también en uno o en los dos ojos. Es muy importante detectarlas y tratarlas en las primeras semanas de vida cuando el bebé está todavía desarrollando su capacidad visual,  ya que un elevado porcentaje de cegueras infantiles responden a esta causa.

 

SÍNTOMAS 

  • Si la opacidad es densa se observará la pupila total o parcialmente blanca (leucoria, reflejo blanco en la pupila), y no se apreciará el reflejo rojo que se observa en las fotos con flash.
  • Estrabismo
  • Fotofobia (molestias por la luz)

CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO

Genéticas, síndromes, infecciones, enfermedades metabólicas, enfermedades oculares, traumatismos

PREVENCIÓN

No es posible prevenirlas como tal.Un diagnóstico rápido es fundamental, ya que es necesario operar antes de los 3 meses de edad del niño.  Es muy importante por tanto una exploración del recién nacido por el pediatra y acudir al oftalmólogo infantil ante cualquier sospecha .

TRATAMIENTO

  • Si la opacidad es grande y dificulta mucho la visión será preciso operar la catarata en las primeras semanas de vida (antes de los tres meses). En ocasiones se pone una lente en sustitución del cristalino y en otros casos se espera a colocarla en una segunda cirugía. Este tipo de cirugía es compleja y pueden surgir muchas complicaciones posteriormente que hay que vigilar: infecciones, glaucoma… Por otro lado, al operar, sustituimos una lente natural ajustable en un ojo en crecimiento por una lente que no se puede ajustar, lo que dificulta mucho la rehabilitación.
  • Si la opacidad no es muy grande no se realizará cirugía,  pero es importante rehabilitar en todos los casos al máximo la visión con gafas, penalización o el tratamiento de estrabismos que pueden asociarse.