Moscas volantes

¿QUÉ SON LAS MOSCAS VOLANTES O MIODESOPSIAS?

Las moscas volantes son unas pequeñas sombras que percibimos flotando en nuestro campo de visión, como si estuvieran delante de nuestros ojos, con formas distintas como puntos, hilos, sombras.

Son producidas por pequeñas condensaciones que aparecen en el humor vítreo, líquido transparente y gelatinoso que llena el interior del ojo. Estas opacidades flotan en el gel vítreo y cuando la luz entra en el ojo y las atraviesa proyectan unas sombras sobre la retina, que son las que percibimos en nuestra visión como si estuvieran delante de nuestros ojos.

La aparición de moscas volantes, ya sea en forma de pequeños puntos, círculos, líneas o telas de araña, puede causar preocupación en quien las padece, pero generalmente son de poca importancia y corresponden al proceso de envejecimiento natural del vítreo. Pero si notamos su aparición repentina es necesaria la supervisión de un oftalmólogo.

 

SÍNTOMAS DE LAS MOSCAS VOLANTES

Pequeños puntos oscuros, filamentos o velos que se perciben moviéndose delante de nuestro campo visual. Suelen observarse más nítidamente al mirar un fondo simple y luminoso, como una pared o el cielo.

CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO

Normalmente aparecen al llegar a la edad madura, porque el material gelatinoso del humor vítreo puede empezar a sufrir cambios que llevan a la formación de aglutinaciones que percibimos como moscas volantes.

A veces la degeneración del vítreo provoca su separación de la retina, lo que se conoce como desprendimiento vítreo posterior, y puede llegar a causar algún desgarro en la retina y pequeñas hemorragias en el ojo, lo que provoca un aumento en el número y tamaño de las moscas volantes. Si este desgarro de la retina no se trata puede convertirse en un desprendimiento de retina.

Es más común entre las personas miopes, los operados de cataratas o sometidos a cirugía con láser en el ojo, o aquellas personas que padecen inflamaciones en el interior del globo ocular.

También la diabetes se encuentra entre las causas de su aparición y, en una proporción mucho menor, pueden estar asociados a enfermedades oculares graves, como la uveítis, hemorragia vítrea o desprendimiento de retina.

 

PREVENCIÓN

Los cuerpos flotantes no se pueden prevenir. Lo que sí tiene importancia es detectar precozmente posibles complicaciones relacionadas con ellos, como los desgarros retinianos.
Es recomendable consultar al oftalmólogo si:

  • Repentinamente aparecen nuevos cuerpos flotantes
  • Repentinamente percibe centelleos de luz
  • Experimenta una pérdida de visión lateral o periférica

TRATAMIENTO

Sin un examen oftalmológico no hay manera de averiguar si las moscas volantes son graves. Cualquier aparición brusca de muchos puntos flotantes nuevos o de centelleos de luz debe ser evaluada por su oftalmólogo.

Aunque las moscas volantes interfieren a menudo en nuestra visión, fundamentalmente durante la lectura, y pueden ser bastante molestas, la principal recomendación es aprender a convivir con ellas y tratar de reducir su presencia utilizando los siguientes procedimientos:

  • No perseguir las manchas con la mirada, ni tratar de enfocarlas
  • Evitar mirar las superficies muy claras
  • Utilizar gafas de sol en la calle

Hay ocasiones en las que al separarse el gel vítreo de la retina puede provocar un pequeño desgarro en ésta, siendo necesario tratar esa zona con láser y así evitar una mayor rotura que puede, en el peor de los casos, acabar en un desprendimiento de retina. Lo que conseguimos con este láser es sellar la zona afectada para evitar el desgarro de la retina en ese punto.

 

Especialidad oftalmológica: Retina y Vítreo

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora