Tumores intraoculares

¿EN QUÉ CONSISTE?

Hay tumores intraoculares primarios del ojo y metástásicos (vienen de otro punto del organismo).

Entre los primeros los más frecuentes en la infancia son los retinoblastomas y en la edad adulta los melanomas.

Entre los metastáticos los más frecuentes son el cáncer de mama en mujeres y el cáncer de pulmón en varones.

En ocasiones tumores en otros puntos del organismo, como los melanomas cutáneos, pueden acompañarse de síndromes paraneoplásicos, que son lesiones en la retina de naturaleza inmunológica.

SÍNTOMAS

Los retinoblastomas suelen ocurrir en niños con edad inferior a 2 años y no es inusual que el signo de debut sea la leucocoria (reflejo blanco en la pupila).

En los adultos depende de la localización del tumor. Si afecta a la mácula (el centro de la retina), como suele ser frecuente en los tumores metastáticos y algunos melanomas, se acompañan de pérdida de visión. Si la localización es periférica, pueden pasar desapercibidos y ser diagnosticados de forma casual en una exploración rutinaria de la retina.

FACTORES DE RIESGO

Aunque la mayor parte de los tumores son esporádicos (sin antecedentes familiares previos), en ocasiones puede haber un componente hereditario.

PREVENCIÓN

Revisiones periódicas por un oftalmólogo especialista en retina, para evaluar el estado de la misma,  bajo dilatación de la pupila.

TRATAMIENTO

Será específico para cada tipo de tumor.

Preguntas frecuentes:

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora