El envejecimiento de la población contribuye a la aparición de mayor número de enfermedades degenerativas