Gel vítreo: Nuestro ojo en forma

gel vitreo

El humor vítreo es la estructura gelatinosa y transparente que se encuentra en la cavidad interna del globo ocular, entre la superficie interna de la retina y la cara posterior del cristalino.

Esta estructura ocupa cuatro quintas partes del volumen total del ojo, y en ella se distinguen tres partes:

  • Hialoides o membrana hialoidea: fina membrana que lo rodea por el exterior, existiendo una hialoidea posterior y otra anterior.
  • Cortex: porción periférica más densa.
  • Vitreo central de menor densidad.

¿De qué está compuesto?

El 99% de esta estructura está compuesto por agua.  El resto son pequeñas cantidades de cloro, sodio, glucosa, potasio, colágeno, ácido hialurónico y proteínas.  Sin embargo, carece de vascularización, es decir, no está irrigado por ningún vaso sanguíneo y así se mantiene la transparencia necesaria y homogénea para una mejor calidad de visión.

A diferencia del humor acuoso (entre el cristalino y el iris) que se renueva, el humor vítreo se forma durante la vida embrionaria pero no se renueva. Contiene células fagocíticas que contribuyen a eliminar los detritus celulares que pueden acumularse en su interior y disminuyen por tanto su transparencia.

Cuando en el humor vítreo aparecen opacidades solemos percibir las llamadas ‘moscas volantes’, llamadas técnicamente ‘miodesopsias’, que son pequeñas manchas en movimiento en nuestro campo visual.

Si el número de moscas aumenta o se asocia a la aparición de destellos de luz o fotopsias, conviene ser revisado por un oftalmólogo que pueda descartar lesiones en la retina.

Uno de los problemas más frecuentes asociados a esta estructura es el desprendimiento de vítreo. Esta alteración generalmente está asociada a la edad, no es una patología sino un proceso fisiológico, en la que esta sustancia pasa a ser más líquida y se colapsa,  lo cual ocasiona que la hialoides se separe de forma espontánea de la retina.

También puede estar asociado a la miopía (por el hecho de que el globo ocular presenta mayor elongación) a traumatismos, o complicaciones tras cirugías oculares y procesos inflamatorios como por ejemplo la uveítis.

Una consecuencia poco frecuente del desprendimiento de vítreo es que, al estar adherida a la retina, provoque sangrados o hemorragias e incluso desprendimientos en la retina, que suele apreciarse como una “cortina” en el campo de visión.

Cuando el desprendimiento del gel vítreo ocasiona agujeros o desgarros, puede llevarse a cabo el tratamiento de láser Argón, que genera una barrera alrededor de la zona afectada de la retina reforzándola y evitando un desprendimiento de la misma.

El gel vítreo también opacificarse por circunstancias como, por ejemplo, hemorragias vítreas (o hemovitreo) asociadas frecuentemente a retinopatías diabéticas y cuyo tratamiento puede requerir una intervención quirúrgica conocida como vitrectomía.

 

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora