La blefaroplastia, cirugía de párpados para rejuvenecer la mirada

A menudo los signos de envejecimiento se ven reflejados en la zona del ojo, donde aparecen arrugas y bolsas en los párpados. La blefaroplastia consiste en el remodelado del párpado con dos finalidades: cosmética, para rejuvenecer la mirada; y funcional, para mejorar la posición del párpado y del campo de visión eliminando la sensación de pesadez del mismo. Ambos beneficios suelen ir unidos.

Antes de someterse a esta operación es importante que se evalúe en profundidad la salud ocular, y que la operación sea realizada por un oftalmólogo experto en cirugía oculoplástica, dado su dominio en este campo de la medicina.

La blefaroplastia es una de las intervenciones más demandadas tanto entre hombres como mujeres a partir de los 45 años, pero es fundamental que sea llevada a cabo con gran precisión, para no afectar al funcionamiento del ojo.

¿Qué se hace en una blefaroplastia?

Durante la intervención se procede a la eliminación del exceso de piel y grasa de los párpados inferior y superior de cada ojo, Como nos explica la doctora Alejandra Amesty, especialista en cirugía plástica y reparadora ocular, la bluffaroplastia del párpado superior se hace con una incisión mínima a nivel del pliegue, para que la cicatriz quede totalmente oculta. La blefaroplastia inferior tiene dos abordajes: una por vía conjuntival, es decir, por dentro del párpado, así eliminamos bolsas o exceso de grasa. Pero cuando hay exceso de piel podemos hacerlo por vía externa, con una incisión también mínima bajo las pestañas, a unos 2 mm. En los últimos años con una nueva técnica, se viene redistribuyendo parte de esta grasa del párpado inferior con el objetivo de disimular surcos prominentes.

Los oftalmólogos debemos conseguir el buen funcionamiento de los párpados y mejorar, a la vez, el aspecto de la mirada.

Las personas beneficiarias de este doble efecto, visual y estético, serán aquellas que  poseen exceso de piel en el párpado superior, alteración de la visión por exceso de piel en el párpado superior, aspecto de mirada cansada, piel sobrante o arrugas finas en los párpados inferiores y bolsas prominentes debajo de estos mismos párpados.

¿Notaré algo durante la intervención?

La cirugía de blefaroplastia se lleva a cabo con anestesia local. Sin embargo, en numerosos casos se hace uso de la sedación intravenosa para mayor confort del paciente.

Tras la cirugía se produce una inflamación y enrojecimiento de la zona. Los puntos se suelen retirar a la semana de la operación, en caso de llevarlos, y a las dos semanas ya es visible el resultado funcional. El resultado cosmético se ve prácticamente de forma inmediata.

El objetivo de la blefaroplastia es devolver a las personas unos párpados con un aspecto más juvenil, manteniendo los rasgos físicos del paciente, resaltando el aspecto natural, evitando cicatrices visibles y protegiendo su salud ocular.

Es una intervención relativamente breve, de tipo ambulatorio, es decir, se realiza con anestesia local y tras unas horas la persona abandona la clínica. Las complicaciones no son frecuentes y tampoco suelen ser de importancia, pero sí es necesario realizar determinados cuidados en los días siguientes, como la aplicación de pomadas antibióticas, antiinflamatorias e hidratantes, y evitar la exposición directa al sol.


Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora