Lentes multifocales intraoculares: Enfoque en todas las distancias

Lentes intraoculares faquicas2

Una lente intraocular multifocal es aquella que se coloca dentro del ojo durante la operación de cataratas, presbicia o durante una operación de corrección de miopía o hipermetropía, en la cual se sustituye la lente natural del ojo, el cristalino, por estas lentes, con el objeto de proporcionar una visión de lejos, visión intermedia y de cerca y poder prescindir de las gafas.

Los pacientes que pueden en principio ser sometidos a un implante de lentes multifocales son aquellos con un ojo normal (no padecen ninguna otra enfermedad ocular), tienen un defecto visual especialmente elevado (por ejemplo, más de 10 dioptrías de miopía o más de 5 de hipermetropía), y son mayores de 45-50 años. Estas son las condiciones en las cuales una persona se puede considerar candidata a este tipo de lentes, porque en ese momento, además de tener un defecto para lejos, se tiene también un defecto para cerca – la presbicia o vista cansada -que puede solucionarse con el implante de estas lentes.

Para pacientes de mayor edad, que se operan de cataratas y tienen un potencial visual normal, pueden ver mucho mejor usando estas lentes, ya que permiten evitar el uso de gafas a todas las distancias.

Lente Intraoculare Arkolens BV

La intervención quirúrgica en la cual se implanta una lente intraocular es semejante a una operación de cataratas simplificada, puesto que el núcleo del cristalino no es duro. Se trata de una intervención que puede durar, en manos de un cirujano experto y con experiencia de muchos años, unos diez minutos. Se hace por lo general con anestesia tópica, es decir, en forma de colirios anestésicos. El paciente suele marcharse al cabo de una media hora a su casa con la visión, al menos, adecuada, empezando a mejorar desde el día siguiente la visión a todas las distancias.

Una operación de los ojos es importante y el paciente debe cuidarse durante los tres primeros días, evitando estar en ambientes sucios o contaminados, y también evitar realizar actividades deportivas o físicas que sean de mucha intensidad. Personas que trabajan, por ejemplo, en cocinas, deben posponer este regreso al trabajo durante una semana, a efectos de cuidar de sus ojos. Pasado ese tiempo, prácticamente cualquier actividad deportiva, personal, social o laboral puede realizarse sin ningún tipo de problema.

Las lentes multifocales intraoculares procuran un tratamiento definitivo, en cuanto que corrigen para siempre su defecto de graduación y lo dejan estable a todas las distancias.

Prof. Dr. Jorge Alió

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora