Qué es el nervio óptico y cómo funciona

Qué es el nervio óptico y cómo funciona

El nervio óptico es el encargado de enviar las señales que percibe el ojo hasta nuestro cerebro. El cerebro se encargará después de interpretar estas señales procedentes de estímulos externos para conformar la imagen mental de aquello que estamos viendo.

El nervio óptico está compuesto por aproximadamente 1,2 millones de axones, procedentes de las células ganglionares de la retina, que se unen como un ramillete en la parte más posterior del globo ocular. En la retina, la capa más interna del globo ocular, hay unas células llamadas fotorreceptores, que transforman la percepción de la luz en impulsos eléctricos que viajan por el nervio óptico. Los conos son los fotorreceptores que nos permiten ver los colores, y los bastones se encargan de apreciar las formas en condiciones de baja luminosidad.

 

Estos haces nerviosos van acompañado de vasos sanguíneos que lo nutren y de tejido de glial de soporte.  Al salir del globo ocular el nervio óptico es cubierto por las vainas meníngeas y el líquido cefalorraquídeo, que lo acompañan en su trayecto por el sistema nervioso central.

La longitud total de este nervio es de aproximadamente 5 centímetros.

nervio optico_

Así, este componente del ojo es fundamental para la visión, ya que, aunque el globo ocular y todas las partes que lo componen estén en perfecto estado (la córnea, el iris, el cristalino, el humor vítreo, la retina), si se produce una lesión en el nervio óptico, dejará de transmitirse la información al cerebro y no seremos capaces de percibir imágenes.

El tejido nervioso no se reproduce ni se regenera, por lo que si mueren las fibras del nervio óptico la pérdida de visión será irreversible.

Una causa muy frecuente de lesión del nervio óptico es el glaucoma, una enfermedad en la que se mueren las fibras del nervio óptico por el aumento de la presión del ojo, lo que ocasiona que la visión se vuelva opaca y se reduzca el campo visual pudiendo llevar a la ceguera. Otra causa de pérdida de visión grave es la neuropatía óptica isquémica, la muerte de haces del nervio óptico por falta de riego, por una deficiencia en el flujo sanguíneo. El nervio óptico también puede dañarse por enfermedades del sistema nervioso central (esclerosis múltiple, tumores, vasculitis), tóxicos, exposición a radiación, herencia, fármacos y como resultado de un traumatismo.

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora