Problemas de visión en la conducción

salud visual y conduccion

Antes de ponernos en circulación, es importante percatarnos del estado de salud ocular del que disponemos.

En numerosas ocasiones circular con el coche a mayor velocidad significa que se necesitará ver mucho más rápido las cosas, por eso es recomendable conducir a una velocidad inferior. El ojo debe adaptarse rápidamente a un entorno en el que la velocidad cambia más rápido que en condiciones normales como andando o corriendo.

Cuando se conduce, el tiempo de reacción ante un estímulo debe ser el menor posible, algo que a muchos conductores les cuesta. Según un estudio de la Universidad Politécnica de Cataluña casi el 26% de los conductores tiene problemas de visión durante la conducción.

Durante la noche se reduce casi un 70% nuestra agudeza visual al volante

Pero, ¿sabemos realmente cuándo existen más dificultades para la conducción? Lógicamente, la respuesta es durante la noche. En estas horas de menor visibilidad ambiental la agudeza visual al volante se reduce casi un 70%, aumentando la fatiga y la sensibilidad a los deslumbramientos. Además, según afirma la DGT, el índice de gravedad de los accidentes de tráfico se eleva notablemente durante la noche, concretamente, entre las 20:00 y las 7:00 de la mañana.

salud-visual-y-conduccion

Por otro lado, una investigación de la Universidad Complutense apunta a que conducir de noche exige una mayor precaución al volante, ya que es durante estas horas cuando se pierden gran parte de los contrastes, perjudicando el sentido de la profundidad y del movimiento de los objetos que nos encontramos en la carretera.

Los deslumbramientos y la “miopía nocturna” son responsables de numerosos accidentes

Otra situación que perjudica notablemente durante la conducción son los deslumbramientos. Las personas que tienen los ojos claros son especialmente sensibles a la luz por culpa de su inferior cantidad de melanina que poseen en el iris. Estas personas son más propensas a sufrir deslumbramientos con más frecuencia que otras. Los exámenes de conducción que se realizan en España, no obligan a comprobar la sensibilidad al deslumbramiento, algo que en otros países sí es obligatorio.

Pero no solo el deslumbramiento es una de las causas de accidente, también la llamada “miopía nocturna” está presente en muchos conductores. Esta “miopía transitoria” consiste en la dificultad de ver nítidamente los objetos durante la noche, aunque por el día estas personas ven correctamente.

Se sabe que en España el 25,7% de los españoles de entre 18 y 30 años nunca se ha sometido a una revisión visual. Desde Vissum recomendamos realizar una revisión al menos una vez al año, de esta forma, se evitarán problemas futuros de visión y sustos innecesarios al volante.

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora