Ciencia. Compromiso. Visión.

Propósitos de Año Nuevo para cuidar tu vista

Propósitos de año nuevoComo siempre por estas fechas, cada vez que nos enfrentamos a las últimas horas de un año que se va no podemos evitar hacer balance. También, como cada año, configuramos una lista de propósitos para el año que estamos a punto de estrenar. Según los especialistas, esta lista de deseos y objetivos es en realidad un arma de doble filo, ya que por un lado se convierte en un motor y un estímulo para avanzar en la vida… pero también en una fuente de frustraciones y angustias si este listado no se hace con un poco de reflexión y sentido común.

Según parece el mayor error que cometemos al planificar nuestros propósitos de año nuevo es incluir retos demasiado difíciles o poco realistas, lo que eleva considerablemente las posibilidades de que estos propósitos se conviertan en agua de borrajas a las primeras de cambio.

Por eso, en Vissum queremos ofrecerte una lista de propósitos de año nuevo para cuidar tu salud visual que sí puedes cumplir. Son estos.

 

Mejora tus hábitos de vida

Perder peso, hacer ejercicio y dejar de fumar conforman el trío de ases de los propósitos de año nuevo. También se trata de los objetivos que antes se incumplen, casi siempre porque tratamos de lograr resultados rápidamente, porque no tenemos expectativas realistas en cuanto a los resultados que podemos alcanzar o porque primamos la estética antes que la salud. Pues bien, ahí radica la clave de que por fin tengamos éxito a la hora de acometer estos propósitos de año nuevo: la salud.

Cuidar nuestra alimentación, reconciliarnos con la báscula, dejar el tabaco, beber poco alcohol o alejarnos del sedentarismo tiene repercusiones en nuestra piel, nuestra figura y nuestro aspecto físico, pero sobre todo es beneficioso para nuestra salud general y nuestro bienestar visual en particular.

¿Un truco para que no te parezca que estás dando a tu vida un cambio radical y difícil de acometer? Piensa que puedes cumplir todos estos objetivos persiguiendo uno solo: apúntate a la Dieta Mediterránea. La mayoría de los alimentos estrella que forman parte de este tesoro cultural son beneficiosos para nuestra salud visual. Asimismo, las pautas mediterráneas sobre actividad física y consumo de alcohol y tabaco mejoran la salud cardiovascular porque reducen la tensión arterial, el colesterol malo, el metabolismo de la glucosa, el estado de nuestros vasos sanguíneos… y todo eso también beneficia nuestra vista. Por si todo esto fuera poco, pasar tiempo al aire libre ayuda a prevenir y ralentizar la miopía porque favorece la exposición a la luz natural y nos aleja de uno de los grandes enemigos de nuestros ojos en la actualidad: las pantallas de nuestros dispositivos móviles.

 

Mima tus ojos

mima tus ojosReducir el tiempo de exposición a las pantallas de teléfonos móviles, tabletas, ordenadores… no es fácil. Buena parte de nuestro ocio y de nuestro trabajo está relacionado con estos dispositivos. Por eso, debemos usarlos con mesura y teniendo siempre en la cabeza que debemos hacer descansos cada 20-30 minutos y cuidar la iluminación de los entornos en los que los utilizamos. Retirar la vista de las pantallas cada media hora, enfocar nuestros ojos en un punto lejano, parpadear y usar lágrimas artificiales en caso de excesiva sequedad son formas de cuidar nuestra visión son formas de cuidar nuestra visión que, además, nos ofrecen un descanso mental.

¿Sabes otra manera de cuidar tus ojos fácilmente? Hacerte con unas buenas gafas para cada ocasión. De sol en invierno y verano para protegerlos de la radiación ultravioleta, que es dañina para nuestros ojos incluso en días nublados. Deportivas en caso de que seamos aficionados al esquí, los deportes de montaña o las actividades en alta mar y protectoras específicas para practicar deportes de riesgo o actividades de ocio como el Paint ball, los escapes room con pistolas nerf; catalogadas como juguetes porque lanzan proyectiles de gomaespuma, pero que pueden tener efectos muy perjudiciales para los ojos si impactan contra la cara sin la protección de las gafas adecuadas.

Por cierto, no vamos a pedirte que te pongas gafas protectoras para descorchar el champán en el brindis de Nochevieja pero sí recordarte que uno de los motivos más frecuentes de traumatismo ocular en estas fechas es, junto con la pirotecnia, el impacto de los corchos en los ojos… así que antes de brindar acuérdate de apuntar hacia arriba y lejos de la tu cara o de la del resto de invitados. Más vale romper un jarrón o hacer un bollo en la pared que acabar en urgencias por un corcho perdido.

¡Ah! Y si eres de las que quiere embellecer su mirada con tintes y extensiones de pestañas, lentillas cosméticas o maquillaje no olvides usar productos de calidad, adquirirlos en establecimientos autorizados y retirarlos cuando ya hayan cumplido su vida útil. Dos premisas básicas en este aspecto: no compres tus lentillas por Internet y desmaquíllate cada noche para no perjudicar la piel del contorno de tus ojos y para evitar lesiones, infecciones y problemas visuales más serios.

 

Ven a vernos

Tienes todo un año para ir a tu oftalmólogo. Reserva cita cuanto antes y ten en cuenta que hay muchas enfermedades y trastornos visuales que no se manifiestan hasta que no se encuentran en fases avanzadas, por lo que detectarlas a tiempo resulta clave para iniciar un tratamiento adecuado. Los avances en Oftalmología han sido espectaculares en los últimos años y en los que vienen vamos a tener terapias y dispositivos cada vez más eficaces y sofisticados así que presta atención a tus  síntomas y ante cualquier problema, ven a vernos. Cuando estés buscando especialistas, infórmate, compara, pregunta… y no te dejes guiar por discursos demasiado exultantes, garantías absolutas o el precio porque ahorrarte unos euros en el cuidado de tu visión puede costarte muy caro.

¿Quieres profundizar en consejos útiles para el cuidado de tu visión? Puedes hacerlo pinchando en los siguientes enlaces. Entre tanto, disfruta de las fiestas con los tuyos.

Todos los que hacemos Vissum te deseamos ¡Feliz Año Nuevo!