Protege tus ojos en la nieve de la conjuntivitis y queratitis

protege tus ojos en la nieve

Es época de nieve, los deportes de invierno como el esquí están a la orden del día y es importante extremar los cuidados para que nuestra vista no sufra daños importantes.

La nieve refleja un 80% de luz ultravioleta de la luz solar, mientras que, por ejemplo, la arena o el agua tan solo reflejan entre un 10 y 20% de luz. Además de este factor hay que tener en cuenta la altitud a la que se está, es decir, por cada 1000 metros la proporción de rayos UV en la luz solar aumenta un 10%.

Las principales dolencias oculares que pueden sufrir quienes practican deportes al aire libre en los meses de invierno son conjuntivitis y queratitis, pero también aumenta el riesgo de cataratas y lesiones retinianas.

¿Por qué es tan importante protegerse frente a la luz UV?

Los rayos ultravioleta de largo alcance (UVA) o de corto alcance (UVB) son las formas de luz más peligrosas provenientes del sol, tanto por la radiación directa como por la reflexión en la nieve. Al ser de longitud más corta que la luz visible no son apreciables a simple vista. Es necesario protegerse de ellos tanto los días soleados como los nublados.

Incluso hay ciertos fármacos como tetraciclinas, sulfonamidas, anticonceptivos, diuréticos o tranquilizantes que pueden aumentar la sensibilidad del cuerpo a la radiación UV.

Principales riesgos de una sobreexposicion de radiación UV

Se estima que al menos el 20% de quienes practican deportes en la nieve sufren oftalmia o queratoconjuntivitis provocada por una exposición, ya sea de varios minutos o prolongada en el tiempo, a la radiación UV sin la protección de los ojos adecuada. La queratoconjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva y de la córnea, que causa dolor de cabeza, sensación de cuerpo extraño o quemazón en los ojos, ojo rojo, lagrimeo, y fotofobia o dificultad para abrir los ojos.

Los síntomas suelen ser bilaterales y suelen aparecer entre las 6 y 12 horas posteriores a la exposición. En el caso de padecer estos síntomas, hay que evitar frotarse los ojos y acudir con urgencia a un oftalmólogo para que se valore las lesiones en la córnea o el epitelio y prescriba el tratamiento adecuado. Para los usuarios de lentes de contacto, es conveniente retirarlas y cesar el uso temporalmente.

La exposición continuada a este tipo de rayos puede llegar a ocasionar lesiones graves en retina, como la degeneración macular. También está comprobado que pueden provocar alteraciones en el cristalino, relacionado con opacidades como las cataratas.

Tipos de lentes y características más adecuadas

Es importante utilizar gafas adecuadas tanto como si la luz provoca molestias como si no. Las lentes orgánicas pesarán menos frente a las minerales y ante la mayor exposición a caídas y golpes, las lentes orgánicas rompen con mayor dificultad.

gafas para la nieve

Las lentes orgánicas presentan un filtro solar categorizado de 0 a 4, siendo 0 lentes muy claras con una absorción de hasta el 19% de luz UV. El filtro 3 absorbe del 82 al 92% y las más oscuras, de filtro 4 hasta un 96%, las indicadas para la nieve o alta montaña. Es importante asegurarse de la categoría de filtro porque una lente oscura puede disminuir la cantidad de luz pero no ser suficiente frente a la luz UV, pudiendo llegar a ser contraproducente porque consiguen que las pupilas se hagan de mayor tamaño, es decir, se dilaten y entre mayor cantidad de luz ultravioleta.

Las lentes fotocromáticas son lentes que se oscurecen y aclaran en función de la cantidad de luz UV a la que se está expuesto. El nivel indicado de protección ha de ser al menos de 4, y que filtren por lo menos el 50% de radiación infrarroja.

Las lentes polarizadas evitan las molestias por deslumbramiento en condiciones de luz elevada. El hecho de que una lente sea polarizada supone la eliminación de destellos y brillos, es decir, la luz que se refleja en la carretera, superficies con agua, cristal… etc mejorando la calidad de visión y confort.

Los filtros de absorción selectiva aumentan el contraste y la calidad de visión según las características del ambiente en el que vayamos a utilizar las lentes y tipo de uso. Es una cuestión subjetiva y se ha de valorar para buscar la solución más personalizada.

 

Recomendaciones

  1. En el equipo para pasar un tiempo de ocio en la nieve, no debe faltar unas gafas de protección solar homologadas, que acrediten en su etiqueta un alto porcentaje de filtro ultravioleta (filtro 4), siendo necesario usarlas tanto en días soleados como en los nublados.

 

  1. La montura también es importante: Las gafas de ventisca no alteran la visión periférica y cubren por completo nuestros ojos protegiéndolos de luz y viento, impidiendo que microcristales de hielo y nieve sean proyectados contra la córnea ocasionando un gran lagrimeo.

 

  1. Los más pequeños corren más riesgo por tanto asegurarnos de que llevan la mayor protección para sus ojos.

 

  1. En el caso de experimentar cualquiera de los síntomas y signos descritos, no frotarse los ojos ya que pueden agravarse los síntomas y acudir a un oftalmólogo de urgencia.

 

 

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora