Soluciones para la presbicia o vista cansada: Lentes multifocales intraoculares contra el envejecimiento del cristalino

El 100%  de la población mundial con una esperanza de vida elevada va a desarrollar presbicia o vista cansada  a lo largo de su vida. Este hecho se explica porque la vista cansada es uno de los signos de envejecimiento ocular normal del ojo,  junto con el desarrollo de la catarata. Es algo natural, como la aparición de arrugas en la piel o de canas en el pelo.

La presbicia se produce porque el cristalino, que es la lente natural que tiene el ojo para enfocar los objetos cercanos, sufre un proceso de deterioro con los años que implica por un lado la pérdida de elasticidad de su cápsula anterior (elasticidad necesaria para cambiar la curvatura anterior del cristalino y poder enfocar), y por otro lado también se produce la pérdida de  contracción de los músculos ciliares, responsables de ese cambio de forma del cristalino para poder realizar el enfoque en cercanía. La suma de éstos dos hechos es la que conlleva a la aparición de la presbicia, que se traduce por ejemplo en una pérdida progresiva de la capacidad de lectura.

Uno de los síntomas de la presbicia es la dificultad para poder leer a una distancia de 30-40 centímetros, vemos borroso el  texto.   La manera de compensar esa dificultad es la tendencia a retirar el texto para que el cristalino no necesite enfocar tanto y poder seguir leyendo. Esta maniobra, junto con la necesidad de leer con más luz, van a poder realizarse durante un tiempo.  Pero en el momento en el que la separación implica tener el brazo totalmente estirado, es el momento de tener que poner en marcha los mecanismos no fisiológicos de corrección de la vista cansada, aproximadamente una dioptría y media (el máximo en presbicia son tres dioptrías). Esto suele ocurrir alrededor de los 45-50 años, dependiendo de la fuerza de los músculos de enfoque de cada persona, solamente los miopes (de no mucha graduación), pueden compensar la falta de enfoque quitándose las gafas.

Afortunadamente existen soluciones para la vista cansada. Las más sencillas y antiguas son las gafas, tanto para emétropes como para personas con defectos previos de graduación. También existen lentes de contacto, en este caso multifocales, ya que las lentes no se pueden poner y quitar cada vez que miramos de cerca y miramos de lejos.

Pero existen también soluciones quirúrgicas, que bien con el uso del láser (como en las operaciones de miopía, hipermetropía o astigmatismo), o con inlays o con lentes intraoculares llevan años practicándose con éxito.

La opción del láser más útil sería hacer una monovisión, es decir, una intervención en la que dejaríamos el ojo dominante ajustado para visión de lejos y el ojo no dominante miope para cerca. Requiere cierta adaptación cerebral, pero tiene la ventaja de que es reversible, aunque siendo sinceros,  lo que permite es retrasar el uso de las gafas de cerca entre 5 y 10 años ya que la presbicia continuará probablemente subiendo, por lo tanto esta solución no es definitiva.

Una solución parecida es consiste en el implante de un inlay en el espesor de la córnea. Un inlay es un dispositivo similar a un estenopeico (agujero), que permite aumentar la profundidad de foco, lo que mejoraría la visión de cerca. El funcionamiento es similar al de la monovisión con láser, pero  tampoco evita el uso de gafas de cerca de manera permanente.

A día de hoy, la mejor solución disponible en el mercado para la compensación de la presbicia es la cirugía para la extracción del cristalino y posterior recambio por una lente trifocal, que nos va a permitir enfocar a todas las distancias. Realmente están funcionando bien, y son la mejor opción para pacientes por encima de 50 años.

Además con esta solución, el cristalino ya ha sido reemplazado (lo que habitualmente hacemos más tarde, en las operaciones de cataratas, operación que es la cirugía más practicada en el mundo), por lo que la persona ya no desarrollará cataratas ni deberá operarse de ellas.

 

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora