Ciencia. Compromiso. Visión.

«Logramos detener la degeneración macular en el 90% de los casos»

Degeneración macularSi un encuestador te abordara por la calle sabrías decirle qué es la degeneración macular? ¿conoces sus síntomas? ¿sabrías mencionar si tiene tratamiento o si existe alguna forma de prevenirla?

A todas estas preguntas y a alguna más respondió nuestra especialista María Teresa Álvarez en La Tarde de Cope.

 

Qué es la degeneración macular

La degeneración macular es un problema de la visión ligado al envejecimiento. De hecho, en muchas ocasiones nos referimos a esta enfermedad como Degeneración Macular Asociada a la Edad y la mencionamos por su abreviatura: DMAE. La degeneración macular afecta a la mácula, que es la parte más importante de la retina; y eso que tiene un tamaño muy pequeño (su diámetro no es mayor de los cinco milímetros). Esto se traduce en el deterioro de la agudeza visual y de la visión central, no de la periférica.

La degeneración macular puede presentarse en dos variantes:

  • Degeneración macular seca, también llamada atrófica. En este caso, la visión se pierde de manera progresiva y lenta. Es la DMAE más frecuente, pero sus efectos son menos traumáticos.
  • Degeneración macular exudativa o húmeda. Este tipo ocurre de repente y avanza mucho más rápido, por lo que sus efectos son más severos, tanto a nivel visual como emocional. En estos casos el paciente ve su calidad de vida muy deteriorada de manera muy repentina, ya que se ven afectadas funciones cotidianas como leer, conducir, ver la televisión e incluso manejar dinero o reconocer a sus allegados.

¿Quieres saber más sobre degeneración macular asociada a la edad? Pincha en el enlace.

Descubre por qué la mácula es una zona vital de la retina en esta entrada de nuestro blog.

 

 

Cómo reconocer la degeneración macular

Dado que la mácula se encarga de enfocar lo que estamos intentando ver y es la responsable de que apreciemos los detalles precisos de los objetos, así como su contorno y movimiento, debemos prestar atención a ciertos síntomas:

  • Ir caminando por la calle y ver una mancha negra justo en la parte central de nuestro campo de visión.
  • Mirar a la cara de una persona y ver que sus rasgos aparecen torcidos o distorsionados.
  • Mirar hacia un estampado o dibujo con líneas rectas y verlas torcidas u onduladas.
  • Leer y percibir cómo los reglones y las líneas de texto aparecen torcidas o haciendo aguas.

En fases avanzadas, estos síntomas se traducen en la imposibilidad para leer, en no reconocer los rostros de las personas, en no diferenciar las monedas, en no apreciar los detalles de los objetos pequeños…

No obstante, aunque no se tengan síntomas, el hecho de ser mayor de 65 años, ser fumador y/o tener antecedentes familiares obliga a estar especialmente pendiente de cualquier problema visual que nos pueda poner sobre la pista. A partir de esa edad y en esos casos es especialmente importante no saltarse las revisiones periódicas con nuestro oftalmólogo para descartar enfermedades visuales o, al menos, detectarlas en sus fases más precoces.

 

Tratamiento de la degeneración macular

Hasta el año 2000 no había tratamiento verdaderamente efectivo para la DMAE; las opciones terapéuticas no tenían los efectos deseados. No obstante, Vissum siempre ha ligado su actividad asistencial a la labor investigadora. Fruto de este trabajo, se han podido desarrollar diferentes líneas de tratamiento, en las que seguimos involucrados. Asimismo, participamos en diversos ensayos clínicos sobre DMAE para desarrollar nuevos tratamientos y mejorar los ya existentes, así como para avanzar en las herramientas de diagnóstico, ya que está demostrado que cuanto antes se diagnostique la enfermedad, mejor pronóstico tiene el paciente, ya que conservará mucho más resto visual que la persona a la que se diagnostica en fases más avanzadas.

«Por ejemplo, la degeneración macular exudativa es la variante de la enfermedad que más discapacidad causa. Sin embargo, cuenta con un tratamiento muy efectivo», apunta la Dra. Álvarez. Este tratamiento está basado en la inyección dentro del ojo, concretamente en el interior de la cavidad vítrea, de medicamentos antiangiogénicos (evitan la proliferación de vasos sanguíneos de manera descontrolada) capaces de frenar la evolución de la degeneración macular e, incluso, recuperar parte de la visión perdida.

Eso sí, hace falta un tratamiento personalizado para cada paciente con DMAE. La doctora Álvarez insistió en la necesidad de aplicar tratamientos personalizados a medida de cada paciente, ya que no todos los casos de DMAE evolucionan ni al mismo ritmo ni de la misma manera. Asimismo, es necesario cumplir estrictamente con la pauta terapéutica diseñada por el especialista, tanto en cuanto a calendario, dosis, producto…

Si te interesa conocer un poco mejor el tratamiento para la DMAE, la Dra. Álvarez lo cuenta en vídeo:

 

Pronóstico de los pacientes con DMAE

Nuestra especialista dejó claro en su intervención que la DMAE es una patología grave aunque, afortunadamente, tiene un tratamiento que tiene buenos resultados. “Además estamos esperanzados en conseguir mejores resultados todavía, a tenor de los datos que estamos recabando en los ensayos clínicos en los que estamos embarcados en este momento para lograr nuevos medicamentos. Aun así, hemos logrado que la degeneración macular pueda detenerse en un 90% de los casos en la forma húmeda o exudativa”, apuntaba la especialista.

¿Quieres escuchar la entrevista a la Dra. Álvarez en La Tarde de Cope? 

Dra. Mª Teresa Álvarez. Vissum

 

Dra. Álvarez en la Tarde de Cope.

Degeneración Macular Asociada a la Edad. DMAE.

 

 

 

Ven a vernos: