Pistolas de juguete; no olvides las gafas protectoras

traumatismos oculares por pistolas de jugueteLas pistolas de aire Nerf son las más populares entre los niños y no tan niños de medio mundo, incluido nuestro país. Este armamento de juguete dispara dardos de plástico o proyectiles de gomaespuma y teóricamente son totalmente inofensivas. Sin embargo, los especialistas en Oftalmología creen que es necesario matizar esta idea, a tenor de los traumatismos oculares que están viendo en sus consultas. Hace apenas dos semanas, la revista The British Medical Journal (BMJ) se hacía eco de tres casos (dos adultos y un menor) de lesiones oculares después de haber recibido un impacto en el ojo jugando con este tipo de pistolas.

Los tres presentaban hifemas de gran tamaño. Un hifema se caracteriza por la acumulación de sangre en la parte frontal del ojo, concretamente entre la córnea y el iris, a causa de un desgarro en el iris o en la pupila. La sangre acumulada cubre total o parcialmente la pupila, de forma que dificulta o impide completamente la visión. Un hifema suele ser bastante doloroso y requiere tratamiento adecuado. De lo contrario, la visión puede quedar dañada de forma permanente.

Asimismo, los pacientes referidos en el trabajo del BMJ sufrían uveítis; inflamación de la úvea causante de dolor, enrojecimiento del ojo, pérdida de visión y fotofobia. Además de hifema y uveítis, el niño tuvo que ser tratado por traumatismo y edema corneal severos, conmoción retiniana (alteración traumática de la retina) y deformación del globo ocular.

“Teniendo en cuenta que muchos de estos traumatismos oculares ni siquiera se documentan, nuestros datos sugieren la necesidad de revisar las medidas protectoras para el uso de estos juguetes”, apuntan los autores del trabajo británico, que también reclaman una mayor responsabilidad por parte de los adultos a la hora de respetar la edad mínima de uso para los menores, establecida según la potencia de los modelos y que va desde los ocho a los  14 años; siempre con protección ocular.

Traumatismos oculares infantiles, un problema en aumento

En opinión de los especialistas Vissum, razón no les falta a sus colegas de Reino Unido. “Precisamente hace poco tuvimos que operar un agujero macular traumático en un niño que había recibido un impacto por el proyectil de uno de estos juguetes y no era la primera vez que teníamos que intervenir a pacientes que habían sufrido un traumatismo ocular por estas pistolas o por otras parecidas, como las de paint ball”, refiere el doctor José María Ruiz Moreno, director médico del grupo Vissum.

Este especialista coincide con los autores del trabajo publicado en BMJ en vigilar estrechamente el uso de estas pistolas, especialmente cuando se trata de niños. “Estos juguetes que lanzan proyectiles deben usarse siempre con gafas protectoras que cubran por completo el ojo y que se ajusten a la cara para que no se caigan o se desplacen durante el juego. A veces ocurre que las gafas son demasiado grandes para el niño y se permite que juegue sin ellas. Eso implica un gran riesgo de sufrir un traumatismo ocular serio”, explica nuestro experto.

Por su parte, la Dra. Marta Figueroa, directora médica en Vissum Santa Hortensia de Madrid, explica que “los traumatismos oculares son una causa frecuente de desprendimiento de retina y constituyen un porcentaje nada desdeñable de las urgencias oftalmológicas”. Concretamente, se estima que la mitad de las urgencias oftalmológicas se deben a traumatismos oculares y que el 60% de los casos corresponde a niños y jóvenes. De hecho, entre las aportaciones que nuestra especialista llevó al último congreso de la Sociedad Española de Oftalmología, figuraba una sobre desprendimiento de retina traumático, ya que la SEO concedía un lugar destacado a la traumatología ocular.

Riesgos de los punteros láser para los ojos

Con todo, los expertos no quieren dejar pasar la oportunidad de mostrar su alarma por el gran aumento de quemaduras en la retina ocasionadas por punteros láser. Tal y como recogíamos en una entrada de este blog, estos dispositivos se venden sin ningún control, pero incluso los que se pueden adquirir en establecimientos autorizados representan un peligro para los ojos de los más pequeños.

puntero láserSegún constatan los especialistas, el número de casos pediátricos de quemaduras en la retina ha experimentado un aumento importante en los últimos años. “Además de lo que vemos de manera habitual en consulta, tenemos las investigaciones y estudios que se presentan en las citas científicas importantes. La evidencia nos deja claro que los punteros láser son un peligro para los ojos y que, en líneas generales, no existe percepción del riesgo”, comenta la retinóloga  de Vissum.

“Los niños están movidos por la curiosidad y si acceden a uno de estos punteros es prácticamente imposible evitar que miren fijamente a la luz del láser. Gracias a los tratamientos antiinflamatorios que aplicamos y a la enorme capacidad de regeneración del ojo los daños pueden tratarse, aunque a veces no llegan a desaparecer del todo. Por eso mismo, hay que insistir en que un puntero láser no es un juguete y que los daños en la visión pueden ser muy graves e, incluso, irreversibles. No deben estar al alcance de los niños nunca”, resume Figueroa.

Los especialistas son conscientes de que a pesar de las limitaciones que se imponen a la venta tanto de las pistolas de juguete, como de los punteros láser es imposible garantizar que estos dispositivos no caigan en sus manos. Por eso, aconsejan extremar la supervisión por parte de los adultos.

También te interesa:

Nuevo centro

MIRASIERRA

mirasierra

Pida cita ahora