Para realizar un trasplante de córnea evaluaremos cómo afecta la enfermedad o defecto a las distintas partes de la misma, y se aplicarán distintas técnicas quirúrgicas en función de ello: cuando está afectada la parte más externa y el estroma, puede realizarse un trasplante lamelar anterior, que sustituya exclusivamente el estroma enfermo, y que deje el resto de la córnea sin tocar. Pero cuando está afectada la parte más interna de la córnea, provocando una entrada masiva de líquidos en la córnea y una pérdida de transparencia que origina visión borrosa, se trasplanta el endotelio.

Cuando todas las capas de la córnea están afectadas, como en caso de cicatrices profundas por traumatismos perforantes, queratoconos o distrofias corneales muy evolucionadas, infecciones corneales profundas, o trasplantes de córnea previos que han fracasado y no solo afectan al endotelio corneal,  se realiza el trasplante de córnea completo, donde sustituimos todo el grosor de la córnea del paciente por una córnea donante sana.

El trasplante de córnea es el más realizado en España, y lleva décadas realizándose con éxito. En VISSUM tenemos una larga experiencia en este tipo de trasplantes, y aplicamos las técnicas más recientes.