La vitrectomía es una operación quirúrgica que se practica para tratar enfermedades y accidentes de la retina y en el gel vítreo. Con incisiones mínimas y material de microcirugía se accede a la parte interior del ojo. Suele realizarse en casos de hemorragia del vítreo, en desprendimientos de retina, casos de retinopatía diabética, de agujeros maculares, en pacientes con complicaciones en intervenciones de cataratas, en problemas derivados de ojos miopes magnos o algunas complicaciones asociadas a uveítis.

Si la vitrectomía se realiza para tratar desprendimientos de la retina, al final de la intervención se inyecta un gas en la cavidad que poco a poco va absorbiéndose y que ayuda a repararla. En este caso es aconsejable en el postoperatorio mantener una postura, que suele ser con cabeza abajo pero que depende de la técnica y de la localización de los desgarros. Otras veces se deja dentro por un tiempo aceite de silicona, cuando es difícil para el paciente mantener una postura concreta postoperatoria o cuando se trata de desprendimientos complejos.

La vitrectomía es una intervención ambulatoria, que suele durar aproximadamente hora y media, y que se realiza con anestesia local. Después de la intervención, el tratamiento suele consistir en gotas con antiinflamatorios, antibióticos y dilatadores de la pupila. La duración del tratamiento dependerá de la evolución postoperatoria y deber ser indicado por el médico según cada paciente.

Al día siguiente de la intervención el paciente notará malestar en el ojo, sensación de tener un cuerpo extraño y ligera hinchazón en el párpado. Normalmente puede hacerse vida casi normal a las dos semanas, aunque la recuperación completa dependerá de la patología que se trate con la intervención, y suele oscilar entre uno y tres meses.

Los beneficios de la intervención -que son muy importantes- pueden tardar más semanas en verse.  Existen también riesgos asociados a la vitrectomía que, en manos de un cirujano retinólogo no son frecuentes, tales como sangrados, desprendimientos de retina, cataratas o infecciones.