El riesgo en las operaciones de la vista para corregir miopía, hipermetropía o astigmatismo es muy reducido:  lleva realizándose ya más de 25 años en todo el mundo y 20 millones de personas se estima que han corregido su defecto gracias a la cirugía refractiva. La tasa de éxito supera el 95% (entendido éxito como mejor calidad de visión que llevando gafas o lentillas, donde se alcanza el 20/20 o visión máxima).

Las complicaciones de la cirugía refractiva son menores  que las derivadas del uso de lentillas a largo plazo. Se estima que una de cada 2000 personas al año tiene complicaciones serias por el uso de lentillas a largo plazo, mientras a uno de cada 4000 operados con cirugía refractiva. Las complicaciones después de la operación no suelen ser graves y son tratables. Además las técnicas láser mejoradas (Intralase, Smile) las han reducido considerablemente (halos, ojo seco).  El doctor Jorge Alió, responsable de cirugía corneal en VISSUM Alicante es un referente internacional en el manejo de complicaciones de cirugía refractiva, autor del manual de referencia sobre las mismas a nivel internacional.

Pero es importante destacar que no todas las técnicas son iguales:  VISSUM utiliza técnicas mejoradas (Intralasik/Femtolasik o Smile), más precisas y seguras 100% láser. En VISSUM, no utilizamos determinadas técnicas obsoletas (lasik) que utilizan cuchillas quirúrgicas. Nuestras técnicas 100% láser permiten personalizar al máximo, y por ejemplo tratar aberrometrías (irregularidades corneales) cuando es necesario. También los retoques posteriores, si fueran necesarios, son más seguros con estas técnicas que con las anteriores, ya que se hace un flap hasta diez veces más fino.